EL CALENDARIO HEBREO IV

EL CALENDARIO HEBREO Cuarta parte
Preparados para Su Venida
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN:
En la Primera parte de esta serie de mensajes, vimos el fundamento bíblico, origen y la regulación del Calendario hebreo, tanto como fue conocido en la antigüedad como actualmente se observa.

En la Segunda parte, vimos la relación que hay entre los meses del Calendario hebreo y las doce (12) tribus de Israel, además del mensaje profético que cada uno conlleva dentro del Plan de Dios, tanto para Israel como para Su Iglesia.

Y en la Tercera parte estudiamos brevemente la relación entre los conceptos del Tiempo de Dios expresados en el Calendario hebreo, las Fiestas y los diferentes conteos que Dios ha revelado y establecido en Su Palabra, de manera que Su pueblo sea entendido de Su Tiempo, Mente y Planes.

DIOS QUIERE QUE CUENTES...
Y en la Tercera parte, también vimos que Dios quiere que contemos.  Y analizamos las diferentes "Cuentas o Conteos proféticos" que Dios estableció o reveló en Su Palabra y en la que podemos aprender que definitivamente Él desea que contemos, que prestemos atención al tiempo, especialmente a Su tiempo, expresamente revelado en las Sagradas Escrituras.

Vimos que una de las fuertes amonestaciones que el Señor le dio a los judíos de su tiempo, fue que no sabían reconocer el tiempo que estaban viviendo. En Mateo 16:2-4, Jesús les dijo: -"Cuando anochece, decís: “Hará buen tiempo, porque el cielo está rojo.” Y por la mañana: “Hoy habrá tempestad, porque el cielo está rojo y nublado.” ¡Hipócritas, que sabéis distinguir el aspecto del cielo, pero las señales de los tiempos no podéis distinguir! La generación mala y adúltera demanda una señal, pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás".

En la versión del evangelista Lucas podemos encontrar otras "señales" (Lc. 12:54-56): -"Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: “Agua viene”, y así sucede. Y cuando sopla el viento del sur, decís: “Hará calor”, y lo hace. ¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra, ¿y cómo no distinguís este tiempo?

Y con llanto y profunda tristeza se despidió de Jerusalén y sus pobladores con unas lapidarias palabras (Lc. 19:42-44): -"¡Si también tú conocieras, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Pero ahora está encubierto a tus ojos. Vendrán días sobre ti cuando tus enemigos te rodearán con cerca, te sitiarán y por todas partes te estrecharán; te derribarán a tierra y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación".

Muchas iglesias y cristianos alrededor del mundo están cometiendo el mismo error.  Conocen del tiempo físico, lo entienden y aún lo interpretan y saben cuándo habrá lluvia, calor y temporadas de cosechas; pero ¡no conocen el Tiempo de Dios ni Sus Fiestas o santas convocatorias, ni las entienden, y por lo tanto, no saben interpretar las señales de los tiempos!  No saben contar según el Tiempo de Dios, pues sus mentes están atrapadas al sistema del tiempo del actual mundo greco-romano o babilónico.

Conocer, entender e interpretar el tiempo y las "señales de los tiempos" es importante para Dios y así Él lo registró al principio, en el libro del Génesis podemos leer que Él creó las grandes lumbreras del cielo con ese propósito:
"Dijo luego Dios: «Haya lumbreras en el firmamento de los cielos para separar el día de la noche, que sirvan de señales para las estaciones, los días y los años,  y sean por lumbreras en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra.» Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señoreara en el día, y la lumbrera menor para que señoreara en la noche; e hizo también las estrellas. Las puso Dios en el firmamento de los cielos para alumbrar sobre la tierra, señorear en el día y en la noche y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno".

Dios creó y estableció el sol, la luna y las estrellas para que "sirvan de señales para las estaciones, los días y los años", para que podamos conocer el tiempo y las señales de los tiempos y el tiempo de Sus santas convocatorias.  El término "estaciones" en este versículo es la palabra hebrea "moedim" (Strong: 4150), que puede ser traducida como: nombramiento, designación; que se aplica a la convocatoria de una asamblea, una fiesta o festival, a una estación o temporada específica; y por eso, es mejor traducida como "tiempos señalados" que apuntan a las Fiestas solemnes del Señor o Sus santas convocatorias anuales.  

¡Dios creó el sol, la luna y las estrellas para que aprendamos a contar sus ciclos y sepamos cuándo celebrar Sus Fiestas en Sus tiempos señalados, en las estaciones o temporadas específicas!

La Semana profética
Y antes de proseguir, quisiera detenerme un poco en el tema de la Semana profética, que comenzamos a estudiar en la Tercera parte de este mensaje, porque deseo subrayar que para Dios también es muy importante que sepamos reconocer, guardar y santificar Sus tiempos de reposo.  Porque nuestra mentalidad occidental contaminada por un sistema pagano de adoración al sol, nos impide conocer y entender el concepto del Tiempo de Dios y en especial Su concepto de Sus tiempos de reposo expresados en ciclos diarios, semanales, mensuales, anuales y aún mileniales.

La Semana profética y los tiempos de reposo:
Esa falta de conocimiento de los ciclos de tiempos de reposo de Dios, nos ha conducido a una conducta irrespetuosa e irresponsable hacia los tiempos de descanso, lo cual nos ha hecho perder calidad de vida, tanto espiritual y física; y tanto la Iglesia como los cristianos en general, han caído en esa vorágine de estrés, presión, trabajo y más trabajo en su afán de obtener más beneficios materiales y personales.  Aún muchísimos ministros, pastores, apóstoles, profetas, evangelistas y maestros no guardan los tiempos de reposo establecidos por el Señor y la mayoría luego sufren un alto precio, que se evidencia en desvanecimientos físicos, mentales y aún espirituales, porque sus cuerpos ya no dan más ante tanto estrés y presión ministerial.

En la entrega anterior, vimos que Dios trabaja en ciclos de siete, y EN TODOS ELLOS ha dejado bien claro que Su voluntad es que dediquemos un tiempo para descansar, para poder concentrarnos en Él, meditar en Él, en Su Palabra y en Sus obras en nuestra vida, trabajo o ministerio.
1.  El ciclo diario contempla que necesitamos descansar diariamente y lo suficiente, para poder reponer nuestras fuerzas espirituales, mentales, emocionales y físicas.  Ese tiempo de descanso diario debería ser en un período de SIETE A OCHO HORAS.
2.  El ciclo semanal, igualmente contempla por lo menos UN DÍA de descanso, que el Señor desde la creación (aún antes de promulgar la Ley) dijo que fuera el séptimo día, es decir el día sábado.  Entiendo que en nuestros tiempos modernos para muchas personas eso se les hace imposible, pues su actividad laboral o profesional no se los permite; pues entonces, aplique la ley espiritual "seis días trabajarás y en el séptimo descansarás"; es decir, la ley dice que trabajes seis días y que descanses un día; por lo tanto, la ley espiritual dice que ¡descanses un día!  Sea sábado, domingo o cualquier día de la semana, pero descansa!
3.  El ciclo mensual, también nos dice que en Su ciclo de un año, Dios desea que tengamos, por lo menos, siete tiempos de descanso.  Él estableció esos tiempos de descanso con Sus santas convocatorias o Fiestas solemnes, y es sabio prestarles atención.  Pero usted saque el cálculo, ¡cuente! y determine aunque sea un período de descanso o vacaciones CADA AÑO, en múltiplos de siete (si quiere seguir la mente de Cristo y Su forma de crear y actuar), es decir, siete días, o catorce días (2x7), o veintiún días (3x7), etc.
4.  El ciclo de años, en este ciclo Él establece, conforme a Su Semana profética, que descansemos en el séptimo año.  Otra vez, entiendo que para muchas personas eso sería imposible, pues su actividad laboral o profesional no se los permite; bueno, por lo menos honre a Dios reduciendo, EN ESE AÑO, su actividad comercial, profesional, laboral o ministerial y haga lo que usted considere lo mínimo de actividades.  En algunos campos laborales o profesionales y aún ministeriales sí es posible y se puede tener un "año sabático", en ellos podemos participar de una actividad educativa, un entrenamiento, un postgrado, o dedicar más tiempo para descansar o vacacionar.

Estoy seguro, pues confío en la Palabra de Dios y también lo he experimentado, que si aplicamos los respectivos tiempos de descanso en estos ciclos ordenados por Dios para Su pueblo, disfrutaremos de mayor bienestar y salud espiritual, emocional, mental y física.

La Semana profética y los milenios de Creación:
Y antes de avanzar en el siguiente punto, quisiera profundizar en el tema de la Semana profética en su aplicación a los días mileniales de la Creación; pues considero que en nuestro conocimiento y entendimiento del Tiempo de Dios es importante tener, aunque sea ligeramente, un acercamiento a este tema.

Como vimos en la Tercera parte de este ciclo de enseñanzas sobre el Calendario hebreo, la Semana profética, puede incluir días, años y aún eras.  Esta "Semana" apunta más al uso y significado profético de este ciclo de tiempo en sus diversos múltiplos (7, 49, 70, 7,000). Es decir, que cuando nos encontramos en la Biblia con el uso de un ciclo de tiempo descrito en términos de siete (7) días, semanas y años, debemos procurar entender primero su uso y sentido histórico, y luego indagar bajo la guía del Espíritu Santo y Su Palabra, cuál pudiera ser su uso y significado profético.

Y aprendimos que el conteo milenial de la Semana profética basado en los siete (7) días de las creación, señala que el Plan profético de Dios podría alcanzar un ciclo de siete (7) milenios; y que algunos señalan podríamos estar al final del sexto (6) milenio, por lo cual esperan la Venida del Señor pronto. Según este conteo, en seis días mileniales Dios ha tratado con la humanidad y la creación, y en el séptimo día milenial, el Mesías Rey establecerá Su reino sobre toda la creación y las naciones (Ap. 20:1-10), después del cual se realizará el Juicio final (Ap. 20:11-15), y comenzará un nuevo ciclo con nuevos cielos y una nueva tierra (Ap. 21:1-22:5).

De este conteo milenial podríamos deducir, mas no afirmar o concluir, que posiblemente ha habido otros ciclos de creación que la Biblia no nos da mayores detalles.  La Biblia da indicios que por lo menos han habido dos ciclos de creación previos, que son mencionados muy ligeramente en los textos sagrados: 1.-  El ciclo de creación del ejército de los ángeles y de todo el universo (Gén. 1:1; Ez. 28:13-15; Jn. 1:1-3).  2.- El ciclo de creación previo a la narración de los "Días de Creación" narrados en el primer capítulo del Génesis (Gén. 1:2).

Tenemos un poco más de información del ciclo de creación de la tierra relatado en el Génesis, la cual fue creada en siete (7) "Días", que pudo acontecer en eras o milenios de años (Gén. 1:3-2:3).  Y el actual ciclo de creación, que aún está en desarrollo, que pudiéramos marcar desde el momento que el Hombre es colocado en Edén (Gén. 2:4) hasta el establecimiento del reino milenial del Mesías.  Y por último, la Biblia nos menciona y describe lo que es el inicio de otro ciclo de creación con "Nuevos cielos y nueva tierra" (Ap. 21:1-22:5).  Así que, si esta teoría es cierta, podríamos hablar apropiadamente de, por lo menos, cinco ciclos de creación.  Veamos...


Esta postura estrictamente milenial es promovida tanto por círculos judíos, mesiánicos y evangélicos, que ven una expresión literal, tanto en los Días de la creación narrados en Génesis, como en la declaración del salmista "porque mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó, y como una de las vigilias de la noche" (Sal. 90:4), la cual es confirmada por el apóstol Pedro (2Pe. 3:8) y mencionado en el Apocalipsis del apóstol Juan (Ap. 20:1-15).  Personalmente, prefiero mantener cierta distancia y prudencia en una interpretación literal de los días mileniales, no rechazándola, pero tampoco aferrándome a ella.  Creo que, como lo hacemos en este estudio, es prudente estudiarlo y considerarlo, pero sin apegarnos completamente al concepto, porque éste pudiera ser tan solo un número simbólico o profético.

A estas alturas, por ejemplo, tengo dos estudios desde una perspectiva judía-mesiánica (corriente teológica y religiosa que no compartimos ni yo ni nuestra iglesia), que toman muy en serio esta postura milenial de la Semana profética y la aplican a los seis milenios de la historia de la Humanidad hasta los últimos setenta años de nuestra historia, que ambos marcan a partir de la creación del actual estado de Israel. Me explico, ambos estudios consideran que realmente estamos al final del sexto milenio y muy próximos a la última semana profética de 70 años y siete años.

Permítanme explicarles brevemente ambas posiciones o estudios...
1.  El primero viene del ministerio de Michael Rood ("Rudo despertar"), quien señala que estamos en el año 6012 y considera que posiblemente el Mesías Jesús retornará a establecer Su reino milenial a partir del 2018.  Este estudio inicia los últimos 70 años de nuestra historia con la creación del Estado de Israel, el 14 mayo de 1948.  Y se apega a un estricto estudio y cálculo de un Calendario que él ha creado durante más de 30 años, basado en los ciclos lunares y las Fiestas del Señor.
2.  El segundo viene del ministerio gilgal del Salvador, que partiendo de la orden dada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 19 de noviembre de 1947, cuentan 70 años, cuya última Semana profética de años comenzó el 1 de Tishri del 5992 (09 al 10 de septiembre del 2010) hasta el 1 de Tishri del 6000 (02 de octubre del 2016, Fiesta de Trompetas) cuando el Señor regresará y finalmente comenzará Su reino milenial a partir del 15 al 21 de Tishri del 6000, o sea en la Fiesta de los Tabernáculos (a partir del 16 de octubre del 2016).  Y según este estudio la Gran tribulación terminará el 1 de septiembre del 2016.

Ambos estudios aportan información y datos bastante interesantes, pero su visión judía-mesiánica extrema, que deja por fuera a la Iglesia gentil de Jesucristo (a menos que ellos sigan esperando que todos los gentiles se hagan judíos como en el pasado), el estricto apego a fechas para la venida de Jesucristo y una posición teológica que raya en una postura anti-Cristianismo, me hacen mantener una prudente distancia y serias interrogantes.  Además que, ya más de 2,000 años de historia escatológica, en la que no pocos se han aventurado a darle fecha a la Venida de Jesucristo, ha probado ser una acción insensata e inútil, además de frustrante y decepcionante, tanto para sus expositores como para sus seguidores.

Y esto nos introduce al segundo punto en este mensaje.

DIOS QUIERE QUE ESTÉS PREPARADO...
Considero que lo que debemos enfatizar son las exhortaciones que el Señor y los apóstoles nos han dado a velar en oración, a conocer los tiempos y las señales de los tiempos y a estar preparados y apercibidos para la Segunda Venida de nuestro Señor y Rey Jesucristo.  Un pueblo que se mantiene velando, preparado y apercibido ante la Venida del Señor no será engañado ni tomado por sorpresa.

El Señor en su mensaje a Sus discípulos, en el monte de los Olivos (Mt. 24:1-25:51), les da varias exhortaciones y la que más repite es "Mirad que nadie los engañe".

Él les dijo: -"Mirad que nadie os engañe,  porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo”, y a muchos engañarán. Oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca, pero aún no es el fin.  Se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá pestes, hambres y terremotos en diferentes lugares.  Pero todo esto es sólo principio de dolores".  Más adelante les dijo: "Entonces, si alguno os dice: “Mirad, aquí está el Cristo”, o “Mirad, allí está”, no lo creáis,  porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si es posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes.  Así que, si os dicen: “Mirad, está en el desierto”, no salgáis; o “Mirad, está en los aposentos”, no lo creáis,  porque igual que el relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre.  Dondequiera que esté el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas".

También el Señor dio a Sus discípulos señales de los tiempos, en el cielo, la tierra y el mar que les servirían para estar preparados para Su venida (Mt. 24:1-51; Mr. 13:3-27; Lc. 21:7-36).  Y esta advertencia de estar preparados para Su Venida, lo subraya en la parábola de las diez vírgenes (Mt. 25:1-13).

El apóstol Pablo, en su carta a los cristianos tesalonicenses, también les exhorta a velar y a estar preparados para la Venida del Señor, para que este evento no les tome por sorpresa “como ladrón en la noche” (1Tes. 4:13-18; 5:1-11; 2Tes. 2:1-4).  En su primera carta a esta iglesia les dice: "Acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba,  porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche.  Cuando digan: «Paz y seguridad», entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.  Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.  Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.  Por tanto, no durmamos como los demás, sino vigilemos y seamos sobrios,  pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.  Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de la fe y del amor, y con la esperanza de salvación como casco.  Dios no nos ha puesto para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,  quien murió por nosotros para que ya sea que vigilemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.  Por lo cual, animaos unos a otros y edificaos unos a otros, así como lo estáis haciendo".

Tanto el Señor como los apóstoles señalan que Su Venida será "como ladrón en la noche", pero no tiene por qué ser así para los hijos de Dios, los hijos de la luz, que conocen, entienden y saben interpretar las señales de los tiempos del reino de Dios (1Tes. 5:4).  Son a los hijos de las tinieblas, a las personas que no conocen, que no se preparan ni están apercibidas, son a las que la Venida del Señor les tomará "como ladrón en la noche".

En Su ilustración sobre la necesidad de estar atentos y velando ante Su Venida, el Señor alaba a las cinco vírgenes que eran prudentes (precavidas, apercibidas) y estaban preparadas (Mt. 25:1-2, 10, 13).  Luego en Su mensaje a las iglesias en el Apocalipsis del apóstol Juan, el Señor le dice a la iglesia en Sardis: -"Se vigilante... Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti" (Ap. 3:2-3).  Aquí hay una condición negativa, "si no velas" y una consecuencia negativa, "vendré a ti como ladrón y no sabrás el tiempo de mi venida".  Pero no tiene por qué ser así si la condición es positiva: "si velas", entonces la consecuencia también será positiva, "sabrás el tiempo de mi venida cuando venga sobre ti".

Y lo anterior concuerda perfectamente con las instrucciones que me dio el Espíritu del Señor en el año 2010: --"Prepara a mi pueblo, para que conozca mi tiempo, mi lenguaje y entienda lo que estoy por hacer en su ciudad, nación y en las naciones".  Y desde entonces Él no ha parado de motivarme, inspirarme y dirigirme a enseñar sobre Su Tiempo y su relación con el Plan redentor de Su reino.  Aquellos, que aprendamos a conocer, a entender y a interpretar las señales de los tiempos del Señor, Su Venida no nos tomará "como ladrón en la noche".  Aquellos que se mantienen puros, consagrados y preparados en fe para la Venida del Señor Jesucristo, podrán vencer y heredar las bendiciones el reino de Dios (Ap. 3:19-21; 21:7-8; Mt. 5:3-12).

Necesitas estar preparado y también apercibido...
Y termino subrayando nuestra necesidad de estar preparados y apercibidos, para que podamos heredar y recibir completa recompensa en el reino de nuestro amado Señor Jesucristo.  Pues una cosa es estar preparados y otra apercibidos...

Los judíos estaban preparados para recibir al Mesías.  Cada año, durante la celebración de la Pascua, preparaban un lugar en la mesa de cada familia, junto con su porción de comida o una copa de vino, pues cada hogar judío tenía la fe y la expectativa que en cualquier momento, durante la celebración de la Pascua el profeta Elías podía venir como anticipo de la llegada del Mesías (Malaquías 4:5).  ¡Los judíos literalmente preparaban sus casas y sus mesas para la primera Venida del Mesías Salvador!

Los judíos del tiempo de Jesús el Mesías (Yeshua Ha-Mashiach) podían percibir que Él era diferente, las señales que Él hacía eran contundentes, la autoridad con la que enseñaba era superior y todo apuntaba a la real posibilidad que Él fuera el Mesías esperado, pero por no estar apercibidos, no pudieron entender ni interpretar el tiempo de Su primera Venida (Jn. 2:23; 3:1-2; 6:2; 7:31; 10:40-42; 12:36-43; Mt. 7:28-29).  Él mismo Señor Jesús, ya finalizando Su ministerio terrenal, con lagrimas se despidió de Jerusalén y de sus moradores con estas palabras (Lc. 19:42-44):
"¡Si también tú conocieras, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Pero ahora está encubierto a tus ojos. Vendrán días sobre ti cuando tus enemigos te rodearán con cerca, te sitiarán y por todas partes te estrecharán; te derribarán a tierra y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.

Estar apercibido es saber ver, entender e interpretar el conocimiento y actuar en conformidad a ese conocimiento.  Los judíos estaban preparados, pero no apercibidos; y por lo tanto, muchos no conocieron "lo que era para su paz" (bendición) ni "el tiempo de su visitación", cuando su Mesías caminó entre ellos.

Personalmente creo que el Señor vendrá por Segunda vez, durante el período de las tres últimas Fiestas del Señor, muy probablemente en la Fiesta de las Trompetas (Mt. 24:30-31; 1Tes. 4:16).  En Su primera Venida, Él cumplió con las primeras cuatro Fiestas: Pascua, Panes sin levadura, Primicias y cincuenta días después, envió a Su Santo Espíritu, durante la celebración de la Fiesta de las Semanas (Pentecostés).  En Su primera Venida, vino como el Hijo de Adán (Hombre), el Cordero inmolado de Dios y el Siervo de Dios; pero en Su segunda Venida vendrá como el Hijo de David,  el León de la tribu de Judá y el Rey de reyes.

Sabiendo esto, no cometamos el error que los judíos del tiempo de Jesús cometieron.  ¡Estemos preparados, pero también apercibidos!  Así como los judíos cada año guardaron y celebraron las Fiestas como un ensayo o anticipo del Plan profético de Dios, así nosotros como pueblo escogido de Dios y real sacerdocio para nuestro Dios, preparémonos y estemos apercibidos para recibir a nuestro Rey en Su Segunda Venida, la cual pudiera acontecer durante la Fiesta de las Trompetas.

Esta poderosa verdad se ve ilustrada en la parábola de las diez vírgenes.  Cinco vírgenes prudentes tenían sus lámparas juntamente con su aceite y se mantuvieron despiertas para recibir al esposo; mientras que cinco vírgenes insensatas tenían también sus lámparas, pero no compraron aceite y se durmieron mientras esperaban por el esposo... llegó el esposo y ¡no pudieron entrar a las bodas!  Estas vírgenes insensatas tenían sus lámparas, tenían sus Biblias (Sal. 119:33-34, 105-106), conocían de la Biblia; pero no tenían aceite para alumbrar las lámparas, no tenían unción, no tenían la revelación que abre los ojos del entendimiento para ver, conocer y entender la Palabra de Dios y el tiempo de la Venida del Amado (Ef. 1:15-23; Lc. 19:42-44).  ¡Necesitamos tanto la Palabra de Dios como el Espíritu Santo de Dios para estar preparados y apercibidos para la Segunda Venida del Señor!

En la Comunidad cristiana Hay paz con Dios hemos entendido, por dirección expresa del Espíritu del Señor, que Él desea que conozcamos Su Tiempo, Su lenguaje y Sus planes para que podamos conocer, entender e interpretar las señales de los tiempos y podamos estar mejor preparados y apercibidos para Su Venida y para todo lo que Él está trayendo para nuestras vidas.  ¡Se sabio, se entendido, aprovecha bien el tiempo y llénate de la Palabra y del Espíritu de Dios, para que sepas cuál sea Su voluntad, que siempre será agradable y perfecta! (Ro. 12:1-2; Ef. 5:15-20).

Si desea leer la serie de mensajes sobre el Calendario hebreo desde el principio, haga click aquí.

FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
Ministerio de Michel Rood
Ministerio Gilgal del Salvador
Historia del Estado de Israel
Historia de la Pascua
George Eldon Ladd, "El Apocalipsis de Juan", Editorial Caribe, 1978
Evis L. Carballosa, "Daniel y el Reino mesiánico", Publicaciones Portavoz evangélico, 1979
Eduard Lohse, "Teología bíblica del Nuevo Testamento", Ediciones Cristiandad, 1978
G.H. Lacy, "Introducción a la Teología Sistemática", Casa Bautista de Publicaciones, 1972

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
El Calendario hebreo I
El Calendario hebreo II
El Calendario hebreo III
Los números y el Tiempo de Dios
Significado de la Fiesta de las Trompetas II

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Comunidad cristiana Hay paz con Dios. Sitio web: http://haypazcondios.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!



EL CALENDARIO HEBREO III

EL CALENDARIO HEBREO Tercera Parte
El Calendario hebreo y el Plan profético de Dios
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN
En la Primera parte de esta serie de mensajes, vimos el fundamento bíblico, origen y la regulación del Calendario hebreo, tanto como fue conocido en la antigüedad como actualmente se observa.

Y en la Segunda parte, vimos la relación que hay entre los meses del Calendario hebreo y las doce (12) tribus de Israel, además del mensaje profético que cada uno conlleva dentro del Plan de Dios, tanto para Israel como para Su Iglesia.

Ahora en esta Tercera parte deseo entrelazar los conceptos del Tiempo de Dios expresados en el Calendario hebreo, Fiestas y los diferentes conteos que Dios ha revelado y establecido en Su Palabra, de manera que Su pueblo sea entendido de Su Tiempo, Mente y Planes.

Considero que en esta Tercera parte de este mensaje se resume o concretiza las palabras que el Señor me dio en el mes de Aviv del año 5770 (Nisán/Marzo 2010), durante un tiempo de ayuno y oración: -"Prepara a mi pueblo, para que conozca mi tiempo, mi lenguaje y entienda lo que estoy por hacer en su ciudad, nación y en las naciones".

En aquel tiempo, Él me dio una breve idea de la importancia del estudio que estaba a punto de comenzar, pero nunca me hubiera imaginado cuán importante sería conocer y entender el concepto del Tiempo de Dios, para estar mejor preparados para lo que Dios está haciendo y está por hacer en las naciones, como parte de Su Plan profético y Su Segunda venida.

DIOS QUIERE QUE CUENTES...
En esta Tercera parte analizaremos las diferentes "Cuentas o Conteos" que Dios estableció o reveló en Su Palabra y en la que podemos aprender que Él desea que contemos, que prestemos atención del tiempo, especialmente a Su tiempo, expresamente revelado en las Sagradas Escrituras.

Una de las fuertes amonestaciones que el Señor le dio a los judíos de su tiempo, fue que no sabían reconocer el tiempo que estaban viviendo. En Mateo 16:2-4, Jesús les dijo: -"Cuando anochece, decís: “Hará buen tiempo, porque el cielo está rojo.”  Y por la mañana: “Hoy habrá tempestad, porque el cielo está rojo y nublado.” ¡Hipócritas, que sabéis distinguir el aspecto del cielo, pero las señales de los tiempos no podéis distinguir!  La generación mala y adúltera demanda una señal, pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás".

En la versión del evangelista Lucas podemos encontrar otras "señales" (Lc. 12:54-56): -"Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: “Agua viene”, y así sucede. Y cuando sopla el viento del sur, decís: “Hará calor”, y lo hace. ¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra, ¿y cómo no distinguís este tiempo?

Y con llanto y profunda tristeza se despidió de Jerusalén y sus pobladores con unas lapidarias palabras (Lc. 19:42-44): -"¡Si también tú conocieras, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz!  Pero ahora está encubierto a tus ojos.  Vendrán días sobre ti cuando tus enemigos te rodearán con cerca, te sitiarán y por todas partes te estrecharán;  te derribarán a tierra y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.

"Por cuanto no conociste el día de tu visitación"... ¿El Señor estará dando la misma amonestación hoy a los líderes y miembros de Su Iglesia?

Es evidente, no solo en este pasaje, pero hay muchos más en el Nuevo Testamento, en los que podemos aprender que el Señor desea que Sus discípulos sepamos conocer, entender e interpretar el tiempo y las señales de los tiempos (Lc. 21: 28-33; 1Tes. 5:1-4; Ap. 3:2-3).  ¡Y podamos estar preparados para que Su Segunda venida no nos tome por sorpresa, "como ladrón en la noche"!

¡El Señor quiere que conozcamos, que entendamos y que interpretemos Su tiempo!  Para que podamos conocer "nuestro día" y "el tiempo de Su visitación".  Y para ello, Él quiere que aprendamos a "contar", que prestemos atención a "las señales de los tiempos", a las estaciones y las ocasiones, y en especial a "los días señalados" para Sus Fiestas.

Veamos pues, los diferentes tipos de "cuentas o conteos" que Él ha establecido en Su Palabra y que nosotros necesitamos conocer y entender, para que podamos interpretar bien los tiempos...

La cuenta de los días
Desde Génesis capítulo 1 podemos ver que Dios le presta atención al conteo de los días, y por lo tanto, también desea que nosotros lo hagamos.  Y en este conteo básico nos revela el número de su tiempo, y del patrón para Sus planes y actos para Su creación, para Su pueblo y todas las naciones.

Siete (7) será el número que marcará el Plan creador, redentor y restaurador de Dios, y siete marcará Sus ciclos; porque a diferencia de la mentalidad griega-occidental que es lineal, la mente de Dios es cíclica y se expresa principalmente en ciclos de siete.  Y en este primer conteo y ciclo observamos siete días, en los cuales Dios estableció, desde la creación, que seis fueran para trabajar y uno para descansar y consagrarlo para Él, pues Él mismo lo consagró para Sí (Gén. 2:1-3).  Siglos más tarde, Dios ordenaría a Su siervo Moisés a que instituyera y decretara este ciclo de tiempo, como "estatuto perpetuo" para Su pueblo (Éx. 20:8-11; 31:12-14).

La cuenta de los meses
También desde Génesis podemos ver que ya había cierto conteo de los meses.  Específicamente, en el relato del Diluvio (Gén. 7-8), podemos observar la exactitud en el conteo de días, meses y años.  Y podemos observar que el inicio del Diluvio comenzó el décimo séptimo (17: 10+7) día del segundo mes (Chesván).  Según la tradición judía, Dios creó el mundo el primer día del mes de Etanim (Tishri), primer mes en el calendario civil o de los reyes.  Y si eso es cierto, el Arca de Noé reposó en el décimo séptimo día del mes de Aviv (séptimo mes en el calendario civil) del año seiscientos (600) de Noé (Gén. 7:11; 8:4); es decir, en el día que luego se festejaría la Fiesta de las Primicias.  Así que, aquí podemos observar el conteo de los meses según el calendario para la Creación, o el calendario civil, que comienza con el mes de Tishri (vea la Primera parte del "Calendario hebreo").

Pero Dios, además de separar un día para Sí, también quiso separar un pueblo para Sí, y ordenó a Su pueblo Israel que el mes de Abib, fuera el primero y el principal dentro de su Calendario (Éx. 12:1-2; 13:1-4).  Esa orden del Señor, dio origen al calendario religioso dentro del Calendario hebreo, en el que sobresalen la observación y celebración de las siete Fiestas del Señor.  Y con ello, el Señor quería que Su pueblo y sus generaciones futuras recordaran que Él es su Dios, quien los salvó y redimió de mano de los egipcios y los libró de todos Sus enemigos (Éx. 12:24-27; 13:14-16).

Así, dentro del Calendario hebreo podemos notar que, dentro del mismo, hay un ciclo de doce meses y dos ciclos de siete (7) meses que corresponden al calendario civil, que comienza en Etanim (Tishri), y al religioso, que comienza en Abib (Nisán).

La cuenta de las Semanas
El otro conteo importante dentro del Calendario hebreo es el de las semanas, específicamente siete (7) semanas, que totalizan cuarenta y nueve días.  Este conteo se llama "la Cuenta del Omer" (heb. Sefirat Ha-Omer) y comienza con la segunda noche de la Pascua hasta la noche anterior de Pentecostés (Savuot); por eso, en algunas oportunidades se llama a la Fiesta de Pentecostés, la Fiesta de las Semanas (Éx. 34:22; 16:9-12).

Los judíos entonces, comienzan a contar cuarenta y nueve (49: 7x7) días, en cada anochecer (hasta que salgan las estrellas) con una breve ceremonia.  ¿Qué expectativa se genera entre los judíos con este conteo de semanas?  La llegada de la Torá (enseñanza/Ley) dada por Dios a Moisés, que fue entregada en el monte Sinaí, cincuenta días después de la celebración de la Pascua en Egipto.  Y también se genera una expectativa por la cosecha del trigo que comenzará a estar lista para ese tiempo.

¿Qué expectativa se puede generar entre los discípulos de Jesucristo con este conteo de semanas?  Aprendemos a adquirir la mente de Dios, la mente cíclica de nuestro Creador que desea que entremos y disfrutemos de Sus ciclos de bendición; se genera una expectativa por la cosecha, por los frutos de bendición que Dios trae en cada ciclo; y la expectativa de saber que, en cada ciclo de siete, Dios dará algo, nos dirá algo, nos revelará algo, nos guiará a un nuevo tiempo y a un nuevo ciclo de crecimiento e incremento dentro de Su reino.  Aprendemos a pensar como Dios, a adquirir la mente de Cristo y adquirir una mentalidad de cosecha, una mentalidad productiva y fructífera (Jn. 15:8); aprendemos a entrar en el Tiempo de Dios y a estar mejor preparados para Sus planes y propósitos para nuestra vida, familia, ciudad, nación y todas las naciones.

La cuenta de las Fiestas
Como hemos visto en anteriores entregas, Dios estableció Sus Fiestas y ordenó a Su pueblo a guardarlas, observarlas y celebrarlas y así lo podemos ver en Éxodo 12:1-28;13:1-16 cuando liberó a Israel de la esclavitud en Egipto, y más tarde cuando entregó Sus estatutos y decretos a Su siervo Moisés, para que se lo comunicara al pueblo (Lev. 23:1-44).

Conservando su patrón de pensamiento y acción, Dios estableció estas Fiestas en un ciclo de siete (7) meses y todas en menos o mayor grado están relacionadas con los tiempos o estaciones de cosecha.  Vea el cuadro de abajo que ilustra los nombres, estaciones, fechas y significados de las Fiestas del Señor:

Luego con el transcurrir del tiempo, los judíos añadieron dos fiestas más para conmemorar dos eventos, en los que vieron la poderosa intervención de Dios a favor de Su pueblo:
1. La Fiesta de las Luces (Hanukkah), que se celebra por ocho días, desde el 25 de Kislev hasta el 02 de Tevet (Invierno); y que conmemora el milagro del encendido de las lámparas del Candelabro de oro, para la debida consagración del Templo, alrededor del año 164 a.C.
2. La Fiesta de la Suerte (Purim), en el atardecer del día 14 del mes de Adar (8 de marzo) se celebra esta fiesta, que conmemora la liberación y salvación que Dios obró a favor de Su pueblo, de manos de sus enemigos persas, que procuraban su exterminio, bajo el reinado del rey Asuero (Jerjes I, alrededor del 450 a.C.), en el que la reina Ester, con la ayuda de su tío Mardoqueo, fue instrumental para alcanzar esta hazaña (Ester 3:1-9:15).

A través de Sus Fiestas, Dios no solo nos revela Su mente, sino también Su Plan para que podamos crecer en Su conocimiento, sabiduría y bendición de una manera continua en ciclos cada vez más crecientes de bendición y bienestar.  También podemos conocer y entender que el ciclo de las Fiestas es como un gran mapa o plano profético que nos orienta sobre lo que Dios ha hecho, está haciendo y va a hacer a fin de restaurar la creación y salvar a Su pueblo.

La cuenta de los Años
Dentro de las instrucciones sobre el conocimiento de Su Tiempo, Dios también estableció por lo menos tres formas de cómo contar los años:
1.  El ciclo anual de doce meses, que como vimos arriba, incluye la cuenta de los ciclos anuales del calendario civil, del religioso y el de las Fiestas cada siete (7) meses.
2.  El ciclo del año de reposo, cada siete (7) años Israel debía dejar descansar la tierra y no sembrarla ni cosecharla; sino que podrían consumir lo que en seis (6) años el pueblo hubiera podido almacenar (Lev. 25:1-7).
3. El ciclo del año de jubileo, en el que el pueblo debía contar "siete semanas (sietes) de años, siete veces siete años", es decir, 49 años; y en el año cincuenta (50), en el día décimo (10) del mes séptimo (Etanim/Tishri), durante la Fiesta del Perdón (Yom kippur), sería declarado año de jubileo y se anunciará con el sonido del shofar (trompeta).  Al inicio del año de jubileo toda deuda y propiedad comprada (casa o terreno) era liberada, los esclavos también eran liberados y la tierra también debía descansar (Lev. 25:8-55).

Es impresionante ver cómo Dios va desde un conteo micro de ciclos de días y semanas hasta uno mayor de contar "siete semanas de años" (Lit. siete siete de años), que cubre un período de cincuenta (50) años.  ¡Este patrón de pensamiento y acción no puede ser ignorado!  Claro, si queremos conocer a Dios y cómo actúa en la historia de Su pueblo.

Hay otro conteo del tiempo de días y de años, pero que tiene que ver más con períodos de pruebas o de juicio, que toman como patrón el número cuarenta (40):
1. 40 días y cuarenta noches llovió durante el Diluvio (Gén. 7:4,12,17)
2. 40 días estuvo Moisés delante de Dios en el monte Sinaí recibiendo la Ley (enseñanza) de Dios (Éx. 24:18; Dt. 9:9).
3. 40 días estuvieron los espías reconociendo la tierra prometida antes de dar su reporte ante todo el pueblo (Núm. 13:25; 14:34).
4. 40 años duró el castigo de Israel vagando por el desierto, por no haberle creído a Dios en Cades Bernea (Núm. 14:34-35; 32:13).
5. 40 días estuvo instigando el filisteo Goliat a los ejércitos de Israel (1Sam. 17:4-16).
6. 40 días y 40 noches caminó Elías hasta el monte Horeb (Sinaí) para encontrarse con Dios (1Rey. 19:8-9).
7. 40 días duró el tiempo de oración y ayuno del Señor Jesucristo en el desierto, donde fue tentado por Satanás (Lc. 4:1-13).

O también se considera un período de cuarenta (40) años como un buen tiempo de madurez, gobierno o servicio al Señor.  Así vemos en los casos de Moisés que visitó a su pueblo cuando tenía esa edad (Hch. 7:23); de la edad de Caleb cuando fue uno de los espías que exploró la tierra  (Jos. 14:7); de varios jueces, que durante su servicio la tierra tuvo paz (reposaba; Jue. 3:11; 5:31; 8:28; 13:1); del sacerdote Elí como juez (1Sam. 4:18); del rey David que comenzó a reinar a esa edad y por ese mismo tiempo reinó sobre Israel (2Sam. 5:4; 1Cró. 29:26-27); y del rey Salomón quien reinó sobre Israel por el mismo período (2Cró. 9:30).

Los Setenta años
Ahora vamos a entrar a varios tipos de "conteos proféticos", y el primero que encontramos es el de los setenta (70) años del cautiverio de Judá en Babilonia, profetizado por Jeremías (Jer. 25:1-12).  Y nuevamente vemos en este caso que Dios usa un múltiplo de Su patrón numérico para establecer este juicio sobre el reino de Judá.  Las razones son varias, que son resumidas en el mensaje del profeta: -"Por cuanto no habéis oído mis palabras" (Jer. 25:8), cuyas instrucciones eran guardar los tiempos de reposo establecidos por Dios: el sábado, el año sabático y el jubileo (Jer. 17:19-27; Neh. 13:15-18).  Por cuanto Israel no dejó que la tierra descansara, entonces Dios los expulsó de la tierra, de Su tierra, por un período de setenta (70) años, para obligarlos a que la dejaran descansar.

Y en este caso Dios dejó muy en claro varias cosas:
1. Que Él observa y guarda Su Tiempo establecido en Su Palabra.
2. Que Él espera que nosotros guardemos Sus tiempos de reposo o descanso.
3. Que Él es el Rey y dueño de la tierra de Israel y espera que Su pueblo, como Sus mayordomos, sepamos cómo cuidarla, cultivarla y protegerla.

Las Setenta semanas
Al cumplirse los setenta (70) años profetizados por Jeremías, otro profeta de Judá oró para que Dios levantara ese juicio (Dan. 9:1-3, 15-19), y Dios respondió a su oración, el profeta recibió revelación y el juicio fue levantado.  Y en el intercambio por el fin del juicio decretado por setenta (70) años por la rebelión de Israel, el profeta Daniel recibió la profecía de las setenta (70) semanas para la expiación del pecado de Israel.

Esta profecía está dividida en tres partes:
1. Siete (7) semanas, "desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe" (Dan. 9:25).
2. Sesenta y dos (62) semanas, "se volverán a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.  Después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, y nada ya le quedará. El pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario, su final llegará como una inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones" (Dan. 9:25-26).
3. Y en la última semana, el pueblo de un príncipe "confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.  Después, con la muchedumbre de las abominaciones, vendrá el desolador, hasta que venga la consumación y lo que está determinado se derrame sobre el desolador" (Dan. 9:27).

Y esta profecía tiene varios propósitos (Dan. 9:24):
1. "Terminar la prevaricación" (rebelión, infracción legal, iniquidad, maldad).
2. "Poner fin al pecado"
3. "Expiar la iniquidad"
4. "Traer la justicia perdurable"
5. "Sellar la visión y la profecía"
6. "Ungir al Santo de los santos"

La profecía de las setenta (70) semanas ha generado mucho debate durante siglos, en especial entre la iglesia protestante, pues hay por lo menos dos grandes posiciones: a.  La pre-tribulacionista, promovida por los seguidores del sistema teológico dispensacional, que señala que las primeras sesenta y nueve (69) semanas ya se han cumplido y la última semana (la setenta) se cumplirá al final, durante el reino del anticristo.  b. La post-tribulacionista, promovida por un acercamiento más bíblico-histórico y no por un sistema teológico, considera que esta profecía ya tuvo total cumplimiento.

No es el objetivo de esta entrega analizar esta profecía, que de por sí es bastante compleja, ni mucho menos entrar en este debate; pero sí quiero dejar en claro mi posición teológica en la materia:
1. Considero, que al igual que la profecía de los setenta años de Jeremías, esta profecía de las Setenta semanas de Daniel, ya tuvo total cumplimiento.  La explicación de mi postura la doy en el libro "El gran engaño".
2. Considero, sin embargo, que esta profecía, como toda profecía bíblica, bien pudiera tener un segundo cumplimiento al final de los tiempos.
3. Y contrario a la posición clásica dispensacionalista, considero que la Iglesia sí pasará por la gran tribulación hasta la Segunda venida del Señor; es más, creo que ya estamos pasando por la gran tribulación, la cual como "dolores de parto" se intensificará en la medida que nos acerquemos al gran Día de la venida de nuestro Señor Jesucristo, cuando seremos arrebatados para recibirlo en las nubes y descender con Él para poner a todos Sus enemigos por estrado de Sus pies.
4. Considero, que ha sido y es parte del "gran engaño" profetizado por el apóstol Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses (2Tes. 2:7-12), la teoría que enseña que la Iglesia no pasará por la gran tribulación, pues considero que ésta no tiene real fundamento bíblico y la evidencia histórica, desde el año 70 d.C hasta el presente, la deshace.  Esta teoría ha desarrollado una mentalidad espiritualista y escapista en gran parte del pueblo evangélico, que espera por el rapto, ante la manifestación del "anticristo" o la gran tribulación; una mentalidad débil, si acaso no vacía, de un concepto bíblico e integral del reino de Dios; y una mentalidad ignorante de las profundas raíces judías que el Evangelio del reino, predicado por Jesús y Sus apóstoles, tiene en las Sagradas Escrituras.
5. Y personalmente considero, que si la Iglesia entendiera su posición y rol dentro del escenario profético actual no se dejaría engañar tan fácilmente por gobernantes seudo-cristianos, muchos de los cuales anticipan el espíritu del anticristo, que como lo enseñaran los apóstoles, ha estado activo desde el primer siglo; y la iglesia sería más activa en proclamar de una manera profética los principios y valores del reino de Dios, sin importar la ideología política de los gobiernos de turno, sean de izquierda o de derecha.

La cuenta de la Semana profética
Y el último "conteo profético" es el de la Semana profética, que puede incluir días, años y aún eras.  Esta "Semana" apunta más al uso y significado profético de este ciclo de tiempo en sus diversos múltiplos (7, 70,  7,000).  Es decir, que cuando nos encontramos en la Biblia con el uso de un ciclo de tiempo descrito en términos de siete (7) días, semanas y años, debemos procurar entender primero su uso y sentido histórico, y luego indagar bajo la guía del Espíritu Santo y Su Palabra, cuál pudiera ser su uso y significado profético.

Este conteo podemos observarlo desde la creación de la tierra hasta el final de los tiempos:
1. La creación fue hecha en un período de una semana, en siete (7) días, que la mayoría de los estudiosos bíblicos concuerdan que se tratan de períodos largos de tiempo (eras) y no de un período de veinticuatro (24) horas como nosotros usualmente conocemos.
2. Las Fiestas del Señor, las cuales analizamos detalladamente en este Blog: y que hemos aprendido que tienen un uso histórico en el Calendario, un uso didáctico para la vida y un uso profético en la vida y ministerio de Jesús el Señor.
3. El conteo del Omer o las siete (7) semanas antes del Pentecostés y las siete (7) semanas de años antes del año de jubileo.
4. La profecía de los setenta (70) años de Jeremías, con los cuales Dios juzgó el pecado de Su pueblo, específicamente del reino de Judá.
5. La profecía de las setenta (70) semanas de Daniel, con los cuales Dios se propone limpiar, purificar y expiar el pecado de Su pueblo.
6. Los tres (3) ciclos de siete (7) juicios desatados en la revelación dada por el Señor al apóstol-profeta Juan, en la isla de Patmos:
  • Siete sellos, que juzgan a los moradores de la tierra
  • Siete trompetas, que juzgan la creación y a la humanidad
  • Siete copas, que manifiestan la ira de Dios sobre la humanidad y las ciudades de las naciones, especialmente a Babilonia.
7. Y por último, el conteo milenial de la Semana profética basado en los siete (7) días de las creación, señala que el Plan profético de Dios alcanzará un ciclo de siete (7) milenios; y que algunos señalan estamos al final del sexto (6) milenio, por lo cual esperan la Venida del Señor pronto.  En seis días mileniales Dios ha tratado con la humanidad y la creación, y en el séptimo día milenial, el Mesías Rey establecerá Su reino sobre toda la creación y las naciones (Ap. 20:1-10), después del cual se realizará el Juicio final (Ap. 20:11-15), y comenzará un nuevo ciclo con nuevos cielos y una nueva tierra (Ap. 21:1-22:5).

CONCLUSIONES:
Hemos podido ver cómo el conteo del Tiempo de Dios expresado en el Calendario hebreo y la celebración de las Fiestas del Señor pueden ayudarnos a alcanzar un mejor y mayor conocimiento, entendimiento e interpretación del Plan profético de Dios, de manera que podamos estar mejor preparados para los actos creadores y redentores de nuestro Señor.

Hemos visto que según la mente y el diseño de Dios, Él sigue un patrón para la creación y para la ejecución de Sus actos creativos, redentivos y de juicio.  Dios usa ciclo de siete (7) días, semanas, meses, años y aún milenios para hacer Su voluntad. ¡Este patrón de pensamiento y acción no puede seguir siendo ignorado!

En la próxima entrega veremos cómo este ejercicio espiritual, bíblico y ministerial, nos puede preparar mejor para la Segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
El calendario hebreo I
El calendario hebreo II
El calendario hebreo IV
Las estaciones de la vida
Posición, avance y cosecha I
Posición, avance y cosecha II
El Rapto y la Gran tribulación

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Comunidad cristiana Hay paz con Dios. Sitio web: http://haypazcondios.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

CALENDARIO HEBREO II

CALENDARIO HEBREO Segunda Parte
Los meses, las tribus y su significado
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero


En la Primera parte de este tema vimos el origen y regulación del Calendario hebreo de acuerdo a los días, meses y años.  Ahora en esta Segunda parte veremos los significados de cada mes y su relación con las tribus de Israel y su respectivo mensaje profético.  Esta relación la vimos brevemente en el mensaje "Posición, avance y cosecha III", pero en esta oportunidad iremos más profundamente en cada mes y en cada tribu.

Los significados y declaraciones que veremos sencillamente se reciben en el espíritu, no por el entendimiento, sino por revelación, solo por fe y fe en acción; así que recíbalo y muévase acorde a la dirección de la Palabra y el Espíritu de Dios en su vida y circunstancia particular.  La enseñanza básica y principal de esta serie de mensajes es que, no se trata de estar fijados al calendario hebreo, se trata de estar bajo revelación, de estar bajo la esfera del reino, del Señorío de Jesucristo, pero bajo Su revelación.

1.- ABIB O NISÁN: 
Representado por la letra Alef y el número 1.
  • Representa el tiempo cuando la profecía redentiva comienza a manifestarse cada año.
  • Es un tiempo oportuno para que accedas a la renovación anual del poder creativo de Dios, para que puedas avanzar.
  • Es un tiempo de los comienzos y es un momento oportuno para decretar tu futuro.
  • Es el nuevo año para el gobierno en la esfera terrenal según la celestial.
  • Es el tiempo cuando los reyes salían a la guerra, y ¡seguro que nosotros también iremos a la guerra!
  • Es el comienzo de la cosecha de las Primicias, de las primeras espigas de cebada.
  • Es el tiempo para celebrar nuestra purificación, salvación, redención y liberación.  ¡Es el tiempo de la Pascua!
Representado por la tribu de Judá: alabanza (Génesis 49:8-12; Deuteronomio 33:7)
Símbolo o emblema: El león (Gén. 49:9)
Color representativo: El rojo (Cornalina)
Judá siempre va de primero, tanto en el orden del campamento como de guerra.  La alabanza y la estrategia apostólica van adelante.  ¡Alaba a Dios y serás engrandecido!  Era una de las tribus guerreras, encargadas de custodiar al Arca del Pacto cuando salían a la guerra.

2.- IYAR:
Representado por la letra Beth y el número 2.
  • En este mes comienza a irradiar y permite que la revelación de Dios se incremente en tu vida.
  • Es el tiempo oportuno cuando Dios se puede manifestar como "Yo soy Tu Dios, Tu sanador".
  • Es el mes conector entre tu redención (Pascua) y el dar tu ofrenda (Pentecostés).
  • Es el tiempo oportuno para establecer tu curso para vigilar de manera que los secretos puedan revelarse.
  • En este mes hacemos bien en vigilar y estar a la expectativa, para ir a otro nivel de revelación y provisión divina.
Representado por la tribu de Isacar: tiempo (Génesis 49:14-15; Deuteronomio 33:18-19; 1Crónicas 12:32)
Símbolo o emblema: Sol / Sol y Luna
Color representativo: Amarillo dorado (Topacio)
Isacar significa "recompensa o contratar para el pago".  Salía después de Judá en el orden de la guerra.   En el ejército del rey David, los hombres de Isacar eran considerados guerreros muy valientes y conocedores de los tiempos; y sus hermanos acataban sus órdenes y consejos.

3.- SIVAN:
Representado por la letra Gimel y el número 3
  • En este mes toma la espada y guerrea para completar lo que sea necesario para que entres en un nuevo ciclo de bendición.
  • Prepárate para recibir nuevos límites y fronteras.  Dios quiere que crezcas y te expandas.
  • Entrega tu camino a Dios porque Él tiene futuro para ti.
  • En este mes tendrás que escoger entre los bueno, lo mejor y lo malo.
  • Es un tiempo oportuno para ofrendar a Dios y mantenerte en la ofensiva, en vez de solo estar pasivo ante una situación.
  • En este mes recuerda establecer tu tiempo o ciclo de descanso (shabbat), de manera que te desarrolles y te renueves en el Señor.
  • Es el tiempo oportuno de cosecha, así que da, da, da al Señor ¡es Pentecostés!
Representado por Zabulón: Comercio (Génesis 49:13; Deuteronomio 33:18-19)
Símbolo o emblema: Barco (Gén. 49:13)
Color representativo: Amarillo ambar (Berilio)
Zabulón significa «morada, habitación permanente o continua, para habitar o vivir». La piedra berilio en la que estaba grabado su nombre, simboliza un rayo, brillante o iluminante. Las familias de la tribu de Zabulón viajaron y se establecieron en las costas. Eran como un faro, una guía en la oscuridad, y su lugar de habitación se convirtió en un puerto de acogida.

4.- TAMUZ:
Representado por la letra Dalet y el número 4
  • Es un tiempo oportuno para brillar e irradiar la presencia de Dios en tu vida; así que permite que tus ojos se abran para ver todo lo que Él tiene preparado para ti.
  • Es un mes de adoración a Dios y de rechazar a los ídolos que pueda haber en tu corazón.
  • Es el tiempo para profetizar sobre tu futuro, en vez de quejarte y dar un mal reporte.
  • En este mes dedica tiempo para remover tu viejo escudo y tus inseguridades, ve a tu pasado, a lo que Dios declaró sobre ti, toma esa palabra profética y entra a tu futuro, a un nuevo ciclo de bendición.
  • Este mes es un tiempo oportuno para revisar cómo nuestro pasado afecta nuestro futuro.
Representado por Rubén: Visión (Génesis 49:3-4; Deuteronomio 33:6-7)
Símbolo o emblema: Espada
Color representativo: Verde
Rubén fue el primogénito de Jacob y su nombre significa «el que ve, percibe, discierne, o conoce a un hijo". Su nombre fue inscrito en la piedra de esmeralda, que representaba la vida de sanidad, dar a luz, mar turbulento (agua), agitación (dolor, sufrimiento); y habla de la resurrección (vida), redención (sanidad), y restauración (perdón).

5.- AV:
Representado por la letra Jey y el número 5
  • Este mes es un buen tiempo para escuchar y mantenerse alerta (atento) a la dirección de Dios.
  • Es un tiempo oportuno para hacer decisiones basadas en la revelación que Dios te ha dado.
  • Es un buen tiempo para observar y vigilar por conexiones divinas, predestinadas por Dios.
  • ¡No temas asociarte con conexiones divinas que Dios pone delante de ti!
  • Podrás sentir cómo tu futuro, tu propósito y destino en Cristo, va desarrollándose en tu ser interior.
  • Es un buen tiempo para que viejas estructuras de pensamiento o conducta sean destruidas.
  • Vigila y está atento, pues entras al tiempo de "la puerta estrecha", no te quejes ni murmures delante de Dios ni Su ejército.
Representado por Simeón: Revelación (Génesis 49:5-7)
Símbolo o emblema: Mulo
Color representativo: Amarillo (Zafiro amarillo)

El nombre de Simeón significa «escuchar o discernir». También implica: la obediencia, el contenido, la comprensión y su testimonio.  Es sabio escuchar el consejo del Señor en el Salmo 32:8-9:  "Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, que han de ser sujetados con cabestro y con freno,
porque si no, no se acercan a ti".

6.- ELUL:
Representado por la letra Vav y el número 6
  • Es un buen tiempo para desarrollar una mentalidad de triunfo y victoria en el Señor.
  • Es un tiempo para "acampar" y encontrar tu lugar en el campamento del ejército de Dios.
  • Es un tiempo oportuno para recibir misericordia de la mano de Dios.
  • Es un buen tiempo para revisar el comienzo de algo que puedas lograr o experimentar plenitud.
  • Es tiempo para reparar lo que esté roto, seas nutrido y realinees tus emociones.
  • Es un tiempo oportuno para acercarte al Rey, pues Él te está esperando en el campo.  Así que, necesitas "acampar en tu campo" y ver cómo el Rey de va a manifestar.
Representado por Gad: Ejército/Tropa (Génesis 49:19; Deuteronomio 33:20-21)
Símbolo o emblema: Tienda
Color representativo: Violeta claro transparente (Diamante)

El nombre de Gad, significa acampar, atacar, invadir, vencer. Y fue inscrito en el diamante. El diamante es una piedra muy dura, es inmutable y firme en su naturaleza.  En 1Crónicas 5:18, la Escritura nos dice que la tribu de Gad era hábil en la batalla y eran hombres de guerra.

7.- TISHRI:
Representado por la letra Zayin y el número 7
  • Es el séptimo mes, así que puede ser un mes de plenitud, llenura o satisfacción (logro).
  • Es el mes donde la providencia divina puede crear un nuevo comienzo, abrir o iniciar un nuevo ciclo de bendición.
  • Es un tiempo para comenzar, para levantarse, despertar y remover todo aquello que te retiene, paraliza o te hace retroceder.
  • Es un tiempo de evaluación, revisión, donde las obras del hombre son pesadas y juzgadas, entonces se libera el favor, la bendición y provisión de Dios.
  • Es el tiempo cuando puedes "dar a luz" una idea o proyecto en el que vengas trabajando (Jn. 7).
Representado por José /Efraín: Fructífero (Génesis 49:22-26; Deuteronomio 33:13-17) 
Símbolo o emblema: Vid
Color representativo: Negro (Ónice)

El nombre de Efraín fue grabado en la piedra ónice, que fue considerada como una piedra de misterio.  Efraín significa "doblemente fructífero y productivo".

8.- CHESVÁN:
Representado por la letra Chet y el número 8
  • Es el mes cuando cae la lluvia.
  • Es el mes para "oler el temor de Dios" (Is. 11:13), cuando la fragancia del Espíritu Santo comienza a emanar.
  • En este tiempo escucha y huele "los arrayanes".
  • Es un buen tiempo para conectarse con nuestras raíces, especialmente las espirituales.
  • Es un tiempo reservado para la unción, donde tienes que obtener una fresca y nueva unción, para que el enemigo no tenga ventaja sobre ti y te robe la palabra que Dios te ha dado.  Así que, es necesario que pongas tu pie (talón) sobre los planes del enemigo.
  • Es un tiempo oportuno para guerrear con palabras, especialmente sostener aquellas que Dios ya te ha dado.
  • En este mes tienes que guerrear especialmente contra la insatisfacción, así que, grítale al enemigo: ¡Estoy satisfecho y completo en Cristo!  Vas a lidiar con pruebas, dificultades y tribulaciones, pero tienes que hacerlo con la unción de Dios.
  • Es un tiempo cuando necesitarás orar por habilidad para analizar y asimilar las cosas.
  • Es un buen tiempo para que tu alma sea libre de heridas, dolores y ataduras pasadas.  ¡Limpia tu alma!  Vence la ira o puede detener tu avance.
Representado por Manasés: Nuevo comienzo/Nueva unción (Deuteronomio 33:17)
Símbolo o emblema: Palmera
Color representativo: Naranja

Su nombre significa «olvidado, causa o hace olvidar»; lo cual se cumplió en la bendición que su abuelo Jacob hiciera sobre sus dos nietos, colocando su mano derecha sobre el menor Efraín, en vez de sobre Manasés quien era el primogénito de José.

9.- KISLEV:
Representado por la letra Tet y el número 9
  • Es el mes para diseñar y desarrollar estrategias de guerra y tener la palabra profética para la guerra.
  • Es el mes para entrar a un nuevo nivel de confianza y descanso en el Señor.
  • Tiempo de confianza (samekh), seguridad, apoyo, pues el ciclo está por completarse ¡lo nuevo pronto llegará!
  • Es un tiempo en el que tendrás que luchar por la paz, por tener paz y desarrollar un sentido de tranquilidad y totalidad en nuevas formas.
  • Es un tiempo de visiones nocturnas, de sueños donde tu futuro te será revelado o alineado con el plan o propósito de Dios para tu vida.
  • Es un tiempo oportuno para avanzar a un nuevo nivel de revelación, a aprender a recibir revelación, que comiences a entender tu nueva medida de fe.
  • Es un tiempo oportuno para enfocarte en la meta o propósito que Dios ha puesto delante de ti y para eso Él traerá luz y revelación, para que veas a dónde "disparar" y moverte rápidamente.
  • El mes del comienzo de Hanukkah, la Fiesta de las luces o de la dedicación del Templo.
Representado por Benjamín: Dolor que lleva a fortaleza (Génesis 49:27; Deuteronomio 33:12)

Símbolo o emblema: Lobo
Color representativo: Azul (Lapizuli/Zafiro azul)
Benjamín nació en Belén y fue el último hijo de Jacob y Raquel. Su nacimiento provocó la muerte de su madre y en sus últimos momentos, Raquel lo llamó «Benoni» (hijo de mi dolor), pero Israel lo llamó Benjamín: hijo de mi mano derecha (Gen 35:18).  Fue la presentación de Benjamín a José, en Egipto, lo que liberó el suministro de alimentos a Israel (Jacob).  Benjamín era muy diestro con el arte del arco.

10.- TEVET:
Representado por la letra Ayin y el número 10
  • Es el mes del final de Hanukkah o Fiesta de las luces. ¡En medio de la destrucción hay misericordia y esperanza!
  • Es el mes de Ayin (ojo), así que ¡deja que tu ojo vea!  Desarrolla visión espiritual y profética y buen juicio.
  • Es un tiempo oportuno para luchar contra el mal de ojo y quebrar el poder del enojo, los malos deseos y la envidia.
  • Es un tiempo oportuno para desarrollar un "ojo bueno" junto con un "corazón bueno".  Así que, purifica tu mente, tu corazón y todo tu ser interior (entrañas, hígado) para que funcionen apropiadamente.  ¡Es buen tiempo para ayunar y purificar nuestro espíritu, alma y cuerpo!
  • Es tiempo para estar alerta ante las directrices de tu Comandante en Jefe de los ejércitos de Dios.
  • Es un buen tiempo para revisar cómo te estás auto-gobernando, cómo estás desarrollando tu educación o capacitación o cómo vas a iniciar tu próxima etapa en tu vida que te guiará a ser un mejor sacerdote-real.
  • Es un tiempo para expresar o manifestar ira santa o justa indignación.  ¡Enójese pero sin pecar!
  • Es un tiempo oportuno para saltar de una etapa a otra, en otras palabras desarrolle su carácter y testimonio de un estado de inmadurez a uno de madurez (buen juicio).
Representado por Dan: Justicia (Génesis 49:16-18; Deuteronomio 33:22)
Símbolo o emblema: Serpiente
Color representativo: Verde claro
El nombre de Dan significa juzgar, administrar juicio o abogar por una causa. Es muy significativo que este nombre está grabado en la piedra de Berilio que representa: sometimiento o rompimiento. Dan tenía que juzgar su propia casa, así como juzgar su tribu. La tribu de Dan representa el estado inicial de inmadurez en el alma que "crece o se desarrolla" durante el mes de Tevet. Dan significa "juzgar". Al principio, él juzga la realidad y a otros críticamente, con severo juicio (el "mal de ojo"). Esta es la naturaleza de una persona que es espiritualmente inmadura. Dan se asemeja a una serpiente que muerde con el veneno de la ira.  El "mal de ojo" es el ojo de la serpiente.

11.- SHEVAT:
Representado por la letra Kaf y el número 11
  • Es el mes de la felicidad, del placer, de las delicias y "la grosura".  Prueba y ve, pero ¡ten cuidado con lo que pruebas!
  • Es el mes cuando los árboles comienzan a aplaudir.
  • Es un tiempo oportuno para que declares la sanidad en tu sistema digestivo, declara que tu estómago y esófago sean sanados, que tu gusto y capacidad de degustar produzcan vida  o nutran tu futuro.
  • Es un tiempo para estar atentos a las delicateces del Rey (Dan. 1).
  • Es un buen tiempo para seguir desarrollando tu legado, la herencia que dejarás a las próximas generaciones.
  • Es tiempo para revisar tu fundamento, tus raíces, ¿cómo está tu justicia?  ¡Revisa cualquier grieta en tu fundamento!
  • Es tiempo de revisar de dónde estás bebiendo  ¿De qué fuente está bebiendo tu árbol, tu vida?  ¿Quiénes son los que te están proveyendo agua?  ¿Quién te la está sirviendo? ¿De dónde, de qué pozo estás bebiendo?
  • Es tiempo oportuno para conectarte con "los árboles del campo"  ¿Cómo está tu olivo?  ¿Está floreciendo? ¿Tu higuera está produciendo higos?  ¿Cómo están tus ramas, hojas y tronco?
  • Es tiempo para gritar: ¡Mi bendiciendo está llegando, está en camino!
  • Es tiempo para refrescarte en el río del Espíritu.  Mientras el río crece, tú cruzas y floreces.
Representado por Aser: Felicidad/Abundancia (Génesis 49:20; Deuteronomio 33:24-25)
Símbolo o emblema: Árbol
Color representativo: Azul-Verde
Aser significa: bendito, feliz, próspero, recto, honesto, guía, plomo y alivio. Su piedra representativa era el jade. Génesis 49:20 nos dice que «lo que sale del pan de Aser será substancioso y él dará deleites al rey". En verdad las riquezas de Aser pasaron a sus generaciones y sus hijos fueron bendecidos. Asher representa el sentido del gusto y la gastronomía.  El árbol especial que personifica Asher es el olivo, que da el excelente aceite con el que fue bendecida la porción de Asher en la tierra de Israel. De las siete especies de la tierra de Israel, el olivo es el árbol del fundamento, "el tzadik" (la justicia, el justo) que se describe en la Biblia como "fundamento del mundo" (Proverbios 10:25). El aceite de oliva representa la semilla del  potente tzadik para soportar y sostener a las futuras generaciones.

12.- ADAR:
Representado por la letra Lamed y el número 12
  • Es el mes para revocar la preocupación, a través de la liberación de la provisión de Dios.
  • En este tiempo, tu liberación espiritual y material está formándose, al igual que Moisés.
  • Es el tiempo oportuno de "los panes y los peces", para que encuentres la provisión secreta, que Dios ya tiene preparada para ti.
  • Es el tiempo para experimentar la liberación de toda amargura y desesperación.  La raíz de la depresión y la desesperación pueden romperse mediante pensamientos de fe entrando en tu mente y actuando consecuentemente con ellos.
  • Es un tiempo oportuno para revocar decretos no válidos, que han sido diseñados por el enemigo (Ester, Fiesta de Purim).  Así que, ¡revoca toda maldición o decreto contra tu vida y tus generaciones!
  • Es buen tiempo para que avances en tu identidad, diseño y propósito eterno.  Si lo crees y lo liberas ¡para lo que has sido preparado  deberá comenzar a reflejarse en este mes, tanto espiritual, mental como físicamente!
  • Es el tiempo para establecerte, posicionarte y avanzar en tu identidad espiritual y propósito en el reino de Dios.
  • Es un tiempo para presenciar cómo las tinieblas cubren o rodean tu vida, pero con la ventaja que en Cristo podrás vencer toda oscuridad y estrategia del enemigo contra tu vida.  ¡No dejes que los gigantes y "poderosos" produzcan temor en ti y cuídate de idolatría!
  • Es un tiempo oportuno para elaborar la estrategia de guerra contra todo espíritu anticristo y destructor.
  • Es el mes del sentido de "Visa" (permiso para eentrar).  ¡Entra en una nueva dimensión de visa y expresión de gozo o abundante gozo!  ¡Tienes permiso por el Rey de ser feliz y gozar la vida que Él te da!
  • En este mes el poder de la esterilidad está siendo quebrantado.  Grita: ¡Mi temor se reirá!
  • Es un tiempo oportuno para la comunicación elocuente; desarrolla la buena comunicación, y remueve cada disfraz o máscara.
  • Es el último mes de un ciclo de doce meses, de un año; así que, ríete, gózate, se satisfecho con lo que Dios ha hecho y te ha dado en este tiempo; y prepárate con fe y gozo en el Señor para todo lo que Él ha preparado para el próximo ciclo.
Representado por Neftalí: Luchas (Génesis 30:8; 49:21; Deuteronomio 33:23)
Símbolo o emblema: Cierva
Color representativo: Rojo/Púrpura  (Jaspe/Amatista)
El nombre de Neftalí significa «ser obtenido por medio de la lucha».  También el nombre Neftali se puede leer (como dos palabras) que significa "dulzura es para mí" Este nombre fue escrito en la piedra de cuarzo de amatista, que era violeta transparente. Transparente significa lo que es visto claramente.  A través de un parto natural, Neftalí estuvo en lucha por su bendición (Gen.49: 21). Neftalí es como una cierva suelta (puesta en libertad, liberada) con buenas palabras (frutos). Esta es la expresión de la alegría y la risa en el nivel de Naftali, "dulzura para mí".  Jacob lo bendijo diciendo: "Naftali es una cierva suelta (mensajero), que pronunciará dichos hermosos" o que da (expresa) palabras elocuentes.  Las "palabras elocuentes" de Neftali dan lugar a la alegría y a la risa en los oídos de todos los que escuchan. Al final de la Torá, Moisés lo bendijo diciendo: "Neftali (está) saciado de favores y lleno de la bendición de Jehová".  Neftalí aunque nació en lucha, creció y se desarrolló de tal manera, que logró plena satisfacción y bendición de Dios; como una cierva, saltó por encima de los obstáculos y luchas y alcanzó la bendición y el favor de Dios.  Así también Moisés y Ester.

13.- ADAR II:
Representado por las letras Yod-Guimel y el número 13
  • Es el mes decimotercero del año bisiesto (preñado) en el calendario hebreo.
  • Este es el tiempo, algunos creen, para aniquilar completamente a Hamán (Ester 9) de tu vida.
  • Es tiempo para perseverar en la lucha por tu bendición, de manera que Dios la desate sobre tu vida.
  • Es un tiempo oportuno para obtener revelación de tu unión al Eterno en Cristo Jesús, Su Hijo (Jn. 15:9-12; 17:20-23).  ¡Rechaza todo espíritu de independencia, egoísmo, orgullo y rebelión de tu corazón y sujétate al Señorío amoroso de tu Rey!
  • Es un buen tiempo para gritar y proclamar: ¡Soy uno en Cristo y uno en Su amor!  ¡Yo soy de mi amado y mi amado es mío, Su bandera sobre mi es amor! (Can. 2:4,16)
  • Es un tiempo oportuno para desarrollar tu unión espiritual con el Señor por medio de Su Palabra y Espíritu, para que Su amor, favor y bendición reposen sobre ti.  ¡Cuídate de toda rebelión en tu corazón!
  • Es un tiempo para celebrar aún en tu exilio, de manera que puedas también entrar en tu redención y bendición, en la tierra que el Señor te ha dado por herencia.
Significado del número 13
Quisiera abrir un paréntesis y detenerme en el significado de este número, porque es amplio y rico en significados.  Es un poco largo, pero considero que bien vale la pena...

Según la gematría judía, algunos rabinos consideran que el número 13 se relaciona con la palabra HaSheM (Eterno), adjetivo que describe a Dios, por lo tanto, lo consideran también el número de Dios, basados en dos pasajes de la Torá (enseñanza), se encuentra en la declaración de fe, llamada el Shemá (Oye), la cual los padres deberían repetir y enseñar a sus hijos cada día, dos veces al día, tanto al amanecer como al atardecer:
Deuteronomío 6:4: "Oye Israel: HaSheM nuestro Dios, HaSheM uno es", donde la palabra UNO (echad) contiene la gematría del número 13: Alef= 1, Chet= 8, Dalet= 4, que suman 13.
Y en Deuteronomio 6:5: "Y amarás a HaSheM tu Dios, de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas (o lo que puedas)", donde la palabra amar (ahavah) también contiene la gematría del número 13: Alef=1, He= 5, Bet= 2, He= 5, que suman 13.

Así que, HaSheM (Dios el Eterno) es Uno y es Amor, por lo tanto su número es 13.  Y nosotros podemos ser Uno con Él en la medida que lo amamos a Él y amamos lo que Él ha creado o hecho.  Y nos unimos a Él mediante el amor, la fe y la obediencia a Su Palabra.  Esa misma verdad la encontramos en la Primera carta del apóstol Juan (4:8,13) y en su Evangelio (Jn. 15:1-12).

Aplicado al apostolado,  Jesús escogió a 12 discípulos a quienes envió a predicar el Evangelio del reino, a sanar a los enfermos y echar fuera los demonios de lo oprimidos por el enemigo; pero Él es el vínculo unificador de los 12, que hacía que esta compañía apostólica fuera UNO; y la Biblia confirma que Él mismo es el Apóstol de Dios, el Testigo fiel (Heb. 3:1; Ap. 1:5); así que, Jesús es el apóstol número 13.  Y una vez que Él ascendió entonces ¿quién fue el apóstol 13 en la tierra?  Pues vemos, que Judas se quitó la vida y quedaron 11, estos echaron suerte y ésta cayó en Matías, quien llegó a ser el número 12 (Hch. 1:12-26); pero tiempo después, Jesús mismo escogió, llamó y envió a Pablo (Gál. 1:1) y éste llegó a ser el apóstol número 13, como él mismo lo declaró: "no de hombres ni por hombres, sino por Jesucristo y por Dios el Padre".

Pero en círculos protestantes hay otra idea sobre el significado del número 13, pues la mayoría lo asume como un número de mal agüero. Muchas supersticiones se agrupan en torno a él, y varias explicaciones están al día con respecto a ellas. Y para ello hay que remontarse a la primera aparición del número 13 con el fin de descubrir la clave de su significado. Se presenta por primera vez en Génesis 14:4, donde leemos: "Doce años habían servido a Quedorlaomer, y al decimotercer año se rebelaron".  Por lo tanto, cada vez que aparece el número 13, y también cada múltiplo del mismo, describe todo aquello que tenga que ver con  rebelión, apostasía, deserción,  corrupción, desintegración, revolución, o una idea semejante.  La segunda mención del 13 está en conexión con Ismael, Génesis 17:25. Él tenía trece años cuando Abraham lo circuncidó y lo admitió en el Pacto, en el que, en su corazón, él era un extraño, y que terminó rebelándose y siendo rechazado.

Mientras que en el preludio, o discurso de apertura del primer libro de la Biblia: Génesis 1:1, este versículo se compone de 7 palabras y 28 letras (4x7= 28); el segundo versículo se compone de 14 palabras, pero 52 letras (4x13= 52), lo que nos dice de la apostasía o rebelión que causó la ruina descrita en estos versículos. En Marcos 7:21, 22, Jesús enumera 13 pecados que salen del corazón de un hombre carnal. Y también lo vemos sobresaliendo en el libro de Apocalipsis, pues en este libro la palabra "dragón" aparece 13 veces.

¿Qué podemos aprender de todo esto en nuestra relación con el tiempo de Dios y nuestra vida?  Pues, que por eso necesitamos continua revelación y discernimiento de Dios.  Delante de nosotros siempre estará lo verdadero y lo falso.  Y sólo Dios nos ayudará a escoger lo que realmente es y viene de Él.

El deseo de Satanás fue ser igual a Dios (13), pero en su orgullo y desobediencia se rebeló contra el Eterno y fue rechazado (Is. 14:12-19; Ez. 28:12-19).  La Biblia enseña que Satanás se viste como "ángel de luz" (2Cor. 11:14-15), al igual que sus ministros o representantes; de hecho su engendro, el inicuo, el hijo de perdición, se sentará en el "templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios" ( 2Tes. 2:4-9).  Vienen días oscuros y llenos de tinieblas sobre las naciones, donde un poder engañoso diabólico hará que las naciones crean la mentira; y por eso nosotros, los hijos de Dios y de la luz, necesitamos caminar bajo la esfera del reino de Dios, bajo la guía de la Palabra y el Espíritu de Dios y en Su tiempo, para que no seamos engañados ni suframos ningún tipo de pérdida.

¡En el mes de Adar II, tendremos que seguir peleando contra las fuerzas de las tinieblas que desean nuestra destrucción, hasta alcanzar la bendición y la promesa!  No en balde las promesas del Espíritu del Señor a las siete (7) iglesias en Apocalipsis es para todo aquel "que venciere" (Ap. 2:1-3:22).

CONCLUSIONES:
Hemos visto la conexión o relación de los meses del Calendario hebreo con las tribus de Israel, y el mensaje profético que cada uno conlleva, lo cual nos puede servir de guía para nuestro crecimiento, evaluar nuestras relaciones, primeramente con Dios, con nuestra familia, nuestro semejantes y en nuestras relaciones laborales o ministeriales.

Cada mensaje es una posibilidad u oportunidad, que bajo la guía del Espíritu Santo y fundamentados en las enseñanzas de la Palabra de Dios, producirán fruto, crecimiento y bienestar para nuestras vidas.  No debemos tomar cada mensaje como algo prescriptivo para todas las personas, sino como una posibilidad u oportunidad divina para crecer, avanzar y prosperar en la esfera del reino de Dios, de acuerdo a Su voluntad para nuestras vidas.  Así que, siempre se requerirá mucha oración y sensibilidad espiritual para recibir lo que Dios tenga para cada uno de nosotros.

Cada mensaje hay que evaluarlo, juzgarlo y apreciarlo en su justa dimensión y bajo discernimiento espiritual.  Como todo mensaje profético, cada expresión requerirá ser pesado y analizado bajo la guía del Espíritu del Señor.

Y por último, cada mensaje que porta cada mes y cada tribu debemos tomarlo como puntos de referencia en un mapa de la vida, como puntos de reflexión y evaluación mientras viajamos durante cada año.  Lo mismo observamos en el mensaje que porta cada Fiesta para nuestro crecimiento, lo cual nos permite evaluar si estamos creciendo, madurando y fructificando de acuerdo al Plan y las expectativas de Dios.

Es mi oración y propósito al compartir este mensaje, que cada uno de nosotros podamos disfrutar y avanzar en, cada vez más crecientes y abundantes, ciclos de bendición en todas las áreas de nuestra vida; que la promesa de nuestro Señor Jesucristo de una "vida abundante" para todos sus discípulos (Jn. 10:9-10), sea una realidad cada vez más patente en todos nosotros.

Si desea continuar con la Tercera parte de este mensaje, haga click aquí.


FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
Glory of Zion International
Michael Rood Tv
www.inner.org
Rabbi Vicki Hollander
The meaning of thirteen
The biblical meaning of thirteen
The biblical meaning of the numbers
Numerología bíblica

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Calendario hebreo I
El Calendario hebreo III
El Calendario hebreo IV
Posición, avance y cosecha II
Posición, avance y cosecha III
Las estaciones de la vida
Los números y el tiempo de Dios
Las Fiestas y el crecimiento I
Las Fiestas y el crecimiento II

COPYRIGHT. Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Comunidad cristiana Hay paz con Dios. Sitio web: http://haypazcondios.blogspot.com/

¡DÍGALE NO AL PLAGIO!

EL CALENDARIO HEBREO I

EL CALENDARIO HEBREO Primera parte
Su origen y regulación
Por apóstol Dr. Daniel Guerrero
Calendario Hebreo con Estaciones, Cosechas y Fiestas principales
SU ORIGEN:
Según el registro bíblico el calendario hebreo basa su origen en los días de la Creación de Dios (Gén. 1:1-2:3), en la forma que Dios contó los días (atardecer al amanecer) y en su directriz de observar las grandes lumbreras que Él había creado con varios propósitos:
1. "Para separar el día de la noche" (Gén. 1:14)
2. Para que "sirvan de señales para las estaciones, días y años" (Gén. 1:14; "estaciones": Strong 4150)
3. "Para alumbrar sobre la tierra" (Gén. 1:15)
4. Para que señoreasen en el día y en la noche (Gén. 1:16)

A través de la historia, la humanidad ha prestado atención a estos lineamientos establecidos por Dios desde la Creación, y podemos observar que las grandes civilizaciones, tales como la mesopotámica, babilónica, persa, egipcia, china, india, maya, aztecas, etc, han elaborado sus propios conteos de los tiempos y han tenido sus propios calendarios.  Lo mismo hicieron los hebreos, que además de recibir la revelación de Dios por medio de Su siervo Moisés, fueron también expuestos a las culturas egipcia y babilónica.

El calendario hebreo tal como lo conocemos hoy es un calendario lunisolar, es decir, que se basa tanto en el ciclo de la Luna alrededor a la Tierra (mes; Sal. 104:19), como de la Tierra alrededor del Sol (año).  Y el formato actual, por la que se rigen hoy en día las festividades judías, fue concluida por el rabino Hilel II, hacia el año 359 d.C.

Y contrario a lo que muchos puedan pensar, el calendario hebreo no es cien por ciento bíblico ni totalmente exacto en el conteo de los años, pues como dijimos arriba, el pueblo hebreo también recibió influencia pagana durante su estancia en Egipto (por más de 400 años), en Babilonia (por más de 70 años) y luego en  la última Diáspora a partir del año 70 d.C.  Pero definitivamente, ¡sí es el que más procura seguir el orden y registro del tiempo de Dios dado en la Biblia!

SU REGULACIÓN
Días.  En sus comienzos, el calendario hebreo no se regía técnicamente por veinticuatro horas, tal como nosotros lo hacemos hoy en día, sino por la observación del ocaso del sol (éreb: crepúsculo, atardecer) y el ocaso del día siguiente ("fue la tarde/éreb y la mañana/boquer del día").  Hoy se practica una combinación de ambos, pues para ciertos momentos específicos, es importante observar el momento exacto de la caída del sol (sábados, Pascua, etc).

Semanas. En la Biblia, el pueblo de Dios contaba siete días, lo cual llamaban una semana, basados como dijimos en los actos de creación de Dios, en el que consagró y bendijo el séptimo día, como día de reposo (Gén. 2:1-3; Éx. 16:23-26; 20:8-11).  Así, en el calendario hebreo hay seis días laborales y uno de reposo para descansar y meditar en Dios y en Sus obras.  De los siete días de la semana solamente el séptimo tenía nombre: Shabbat (descanso, reposo, sábado), los demás eran nombrados por su orden en la semana: primero/rishón, segundo/sheni, tercero/shlishi, cuarto/revi'i, quinto/chamishi y sexto/shishi.

Meses.  Como dijimos el conteo de los meses en el calendario bíblico se basa en el ciclo lunar (aproximadamente 29 días y medio; Sal. 104:19) y éstos ese contaban con la salida de la luna nueva en cada mes, y por eso podremos observar que en este calendario se cuentan meses con 29  y 30 días de manera intercalada.  Al igual que los días, la mayoría de los meses no tenían nombres específicos, sino que eran nombrados por su orden durante el año.  Los actuales nombres de los meses del calendario hebreo son en su mayoría de origen pagano-babilónico.
Ciclos de meses en los calendarios religioso y civil
El calendario hebreo cuenta con dos ciclos internos, el calendario religioso que observa la celebraciones de las Fiestas solemnes o santas convocatorias y el calendario civil que observaba los días de coronación de los reyes, asignación de funcionarios públicos, entrega de diezmos e impuestos, cosechas, etc.

En Éxodo 12:2, Dios estableció el mes de Abib (Nisán) como el primer mes en el calendario de Su pueblo: -"Este mes os será principio (cabeza) de los meses; para vosotros será éste el mes primero en los meses del año"; pues en él Dios obró la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud egipcia (por más de 400 años), así que, Abib se contaba como el mes de celebración de su independencia y nacimiento nacional (Éx. 13:4; Dt. 16:1; 19:1).

Personalmente considero que es más apropiado llamar al primer mes Abib o Aviv (primavera), y eliminar la influencia babilónica en el nombre Nisán, de origen acadio o sumerio (retoño, primer brote); ya que, Abib concuerda más con la filosofía antigua de llamar a los meses de acuerdo a las estaciones o terminología de cosecha o la agricultura.  Pero en la Biblia podremos encontrar el uso de los dos nombres mencionados: Abib (Éx. 13:4; 23:15; 34:18; Dt. 16:1; 19:1) y Nisán (Neh. 3:1; Est. 3:7).  Pero preste atención que Abib se menciona durante la liberación/salvación del pueblo de Israel en el Pentateuco, mientras que Nisán se usa en el contexto babilónico cuando Nehemías era copero del rey Artajerjes y Ester era la reina/esposa del rey Asuero.

En unas excavaciones arqueológicas se encontró un calendario de arcilla antigua, en el cual están tallados los meses hebreos antiguos, estos meses tenían un carácter agrícola por excelencia: el mes de la cosecha, el mes de la siembra, el mes de la recolección, el mes de cosechar el lino, el mes de cosechar la cebada, el mes de la vendimia y el mes de verano. En la Biblia los meses son llamados según un orden numérico: el primer mes (Nisán), el tercer mes (Sivan), el séptimo mes (Tishri), etc. También en el período del segundo templo llamaban a los meses según el orden numérico dado en la Biblia.

Veamos en el cuadro de abajo, los nombres de los meses, tanto en acadio (babilónico) en hebreo y según aparecen en la Biblia, su significado y la cantidad de sus días:


El Año.  Como hemos visto, a diferencia del calendario gregoriano, en el calendario hebreo regularmente hay doce meses lunares, algunos son de treinta días y otros de veintinueve (ver cuadro arriba); y cada tres años se añade un mes (Adar II ó VeAdar), con lo cual se llama ese año "preñado" (bisiesto en español).  En ese período de doce meses, o sea un año, ocurren las cuatro estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno; y se celebran las siete Fiestas solemnes de Dios para todo Su pueblo.

Según la tradición rabínica judía, el conteo de los años en el calendario hebreo comienza con la creación del mundo, que según ellos ocurrió hace más de 5000 años. Así que el año 5772, significa 5772 años desde la creación del mundo.

Vamos a parar aquí, y en la Segunda entrega veremos el significado de cada mes y su relación con el mensaje profético de cada tribu.

Si quiere continuar con la Segunda parte de este mensaje, haga click aquí.


FUENTES CITADAS O CONSULTADAS:
El calendario hebreo
Las fiestas del Mesías
http://www.masuah.org/el_calendario_hebreo.htm
Las siete fiestas del Mesías

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Las estaciones de la vida
Los números y el tiempo de Dios
Posición, avance y cosecha II
Posición, avance y cosecha III
Significados del mes de Abib
El calendario gregoriano
El calendario hebreo II
El calendario hebreo III
El calendario hebreo IV
Las Siete Fiestas del Señor

COPYRIGHT.  Permisos: Se le permite y anima a reproducir y distribuir este material en cualquier formato con tal que no alteren el contenido en forma alguna y que no cobren más allá del costo de reproducción. Para publicación web, se prefiere un enlace a este documento en nuestro sitio web. Cualquier excepción a lo anterior debe ser aprobada por nuestro ministerio.

Por favor, incluya la siguiente declaración en las copias distribuidas: Por [Nombre del autor] © [Fecha] Comunidad cristiana Hay paz con Dios. Sitio web: http://haypazcondios.blogspot.com/
¡DÍGALE NO AL PLAGIO!



Etiquetas

Jesucristo (70) Alimentación y salud (49) Vida cristiana (49) El Evangelio de Jesucristo (48) Reino de Dios (43) salud (43) Alimentación sana (38) Crecimiento espiritual (34) el tiempo de Dios (34) profecía (33) Crecimiento de la iglesia (26) la Biblia y el tiempo (26) Iglesia y Reino (24) Evangelio del reino de Dios (22) Alimentos maravillosos (20) reino y tiempo (20) Discipulado (19) Fiesta de las Trompetas (19) Libertad en Cristo (19) desafíos misioneros (19) iglesia misional (19) Crecimiento (18) Fiesta de los Tabernáculos (18) Iglesia apostólica (18) Modelo de iglesias (18) misiones mundiales (18) Amor de Dios (17) Iglesia de Jesús (17) Movimiento de iglesias caseras (17) iglesia y misiones (17) Calendario hebreo (16) Libertad espiritual (16) Liderazgo (16) alimentación y cáncer (16) Iglesia (15) Liderazgo ministerial (15) Matrimonio (15) Números y el tiempo de Dios (15) Salvación (15) intercesión profética (15) mujer (15) reino de Dios y lucha espiritual (15) Adoración (14) Educación sexual (14) Fiesta de la Pascua (14) iglesia casera (14) iglesia orgánica (14) reforma de la iglesia (14) Espíritu Santo (13) obesidad (13) rol de la mujer (13) Adorar a Dios (12) Lenguaje de Dios (12) Reposo (12) cáncer (12) el Reposo de Dios (12) mujer y reino de Dios (12) Guerra espiritual (11) Iglesias caseras (11) Libertad financiera (11) Pentecostés (11) Soberanía y salvación (11) comunicación matrimonial (11) el amor (11) finanzas y reino (11) Evangelio y sexualidad (10) Familia (10) Sexualidad (10) Soberanía de Dios (10) Visión 2012 (10) iglesia y misión (10) liderazgo de la mujer (10) relaciones matrimoniales (10) Definamos adoración (9) Descansar en Dios (9) Educación sexual para niños (9) Fe (9) Fiesta de las Primicias (9) Fiesta del Perdón (9) Poder del Espíritu Santo (9) comunicación (9) fiesta de pentecostés (9) mujer e iglesia (9) profecías del 2012 (9) Alabanza (8) Alabar a Dios (8) El evangelio hoy (8) Líder de adoración (8) Plato de comida saludable (8) Sexo y Vida cristiana (8) Significado de la Pascua (8) Soberanía y elección (8) USA y la profecía (8) Vida de oración (8) capacitación misionera (8) el problema de la obesidad (8) finanzas (8) iglesias enfermas (8) nacimiento de Jesús (8) reforma (8) reino y cosecha (8) 5774 (7) Amor (7) Ansiedad (7) Desarrollo de liderazgo (7) Enfermedades cardíacas (7) Estaciones de la vida (7) Fe en Cristo (7) Lenguaje (7) Luna nueva (7) Perdón (7) Plato de comida sana (7) conflictos matrimoniales (7) educación familiar (7) homosexualidad (7) madurez (7) relaciones familiares (7) significado de Ayin (7) 2012 (6) 5772 (6) Ayin-Bet (6) Caminar con Dios (6) Congreso Nacional de Misión y desarrollo (6) Crisis económica (6) Día de reposo (6) Economía (6) Economía en crisis (6) Fiesta de las Luces (6) Fiestas del Señor (6) Iglesia sencilla (6) Navidad (6) Niveles de liderazgo (6) Prosperidad (6) Proyecto de vida (6) Red de iglesias caseras (6) Relaciones sanas (6) Salvación de los judíos (6) Soberanía y justicia (6) Sábado (6) Tabernáculos y la profecía (6) Temas de Salud (6) Trompetas (6) cuándo nació Jesús (6) educando a los hijos (6) evangelismo y transformación social (6) la Biblia y la Navidad (6) la restauración del Evangelio (6) la verdadera historia de la Navidad (6) mujer y ministerio (6) primeros frutos (6) 2015 (5) Ayin-Guimel (5) Babilonia (5) Ciclos de tiempo (5) Confianza (5) Corazón (5) Descanso (5) Estados Unidos de América (5) Fiesta de los Panes sin levadura (5) Hipertensión (5) Jesús primogénito (5) Jesús y primicias (5) Luna roja (5) Líder (5) Noviazgo (5) Noviazgo saludable (5) Oración (5) Primicias (5) Profecía de los siete montes (5) Reforma protestante (5) Romanos (5) Sabbat (5) Segunda Reforma (5) Sistema babilónico (5) Tabernáculos y la gloria de Dios (5) Vida (5) batalla del cristiano (5) cristiano y homosexualidad (5) desarrollo comunitario cristiano (5) espíritu de Grecia (5) espíritu de este mundo (5) evangelismo y responsabilidad social (5) hipertensión arterial (5) homosexual (5) jóvenes (5) la Biblia y la homosexualidad (5) la presencia de Dios (5) los números y la profecía (5) lucha contra el cáncer (5) ministerio de jóvenes (5) misiones nacionales (5) misiones y globalización (5) obesidad en niños (5) obesidad infantil (5) revelación (5) salud mental (5) significado de los Tabernáculos (5) transformación social (5) 2014 (4) 2016 (4) 5773 (4) 5775 (4) 5776 (4) 666 (4) Abib (4) Alimentos peligrosos (4) Ayin (4) Definición de adoración (4) Economía familiar (4) Educación y lenguaje (4) Evaluación (4) Guerrero de oración (4) Hanukká (4) Identidad en Cristo (4) JESÚS (4) Jesús el Señor (4) Jóvenes y la Iglesia (4) La Ley (4) La bestia (4) Ley y Gracia (4) Liberación espiritual (4) Libertad y justicia (4) Mamón (4) Mentalidad de Reino (4) Ministerio de adoración (4) Modelo apostólico de Iglesia (4) Números (4) Palabra de Dios (4) Pascua a Pentecostés (4) Planificación (4) Redención (4) Relaciones personales (4) Sanidad interior (4) Shemitá (4) Shofar (4) Siete montes (4) Tabernáculo de David (4) Tabernáculos 2011 (4) Vida en el Espíritu (4) Visión (4) Yom Kippur (4) Zayin (4) abuso sexual infantil (4) chip 666 (4) conducta homosexual (4) conflictos (4) creación (4) crianza de los hijos (4) día del sida (4) el código de barras (4) el sello de USA (4) frutas y verduras (4) iglesias que mueren (4) influencia del espíritu de Grecia (4) involucramiento misionero (4) la Biblia y el 2012 (4) la marca de la bestia (4) labor misionera (4) maltrato infantil (4) misión y desarrollo (4) mujer y reino (4) odres nuevos (4) odres viejos (4) primogénito (4) puertas del reino de Dios (4) resolución de conflictos (4) sida (4) significado de Ayin-Bet (4) significado de pentecostés (4) temas de familia (4) vigilia nacional de oración (4) 2017 (3) 5572 (3) 5777 (3) Adar (3) Alineación (3) Amor y Ley (3) Apocalipsis (3) Apocalípsis y 2012 (3) Apostasía (3) Av (3) Aviv (3) Ayin Dalet (3) Ayin-Hey (3) Ayin-Vav (3) Bendición de Dios (3) Dios (3) El precio del modelo pastoral de iglesia (3) Elaborar presupuesto (3) Jesús en la boda (3) Joven y Ministerio (3) Libertad (3) Libres del pasado (3) MISION 2011 (3) MISIÓN 2013 (3) Ministerio (3) Misión 2011 (3) Nisán (3) Nueva creación (3) Nueva era 2012 (3) Oración y justicia (3) Presupuesto familiar (3) Relevancia (3) Relevancia de la Iglesia (3) Riquezas (3) Romanos 8:28-32 (3) Salvación y elección (3) Shofarim (3) Sida en Venezuela (3) Significado de Vav (3) Solsticio de invierno 2012 (3) Sonidos del shofar (3) Símbolos (3) Símbolos y tipos (3) Tipos (3) Vestidos del Señor Jesús (3) Vida cristiana victoriosa (3) Visión profética (3) alineación del sol 2012 (3) aniversario de la Iglesia (3) año 2015 (3) calendario gregoriano (3) calendario maya (3) calentamiento global (3) capacitación ministerial (3) cáncer de mama (3) cáncer de seno (3) cáncer de útero (3) el Fruto del Espíritu (3) el tiempo (3) espíritu de religión (3) espíritu religioso (3) evangelización mundial (3) hambre (3) iglesia en casa (3) la Fuga (3) la boda de Canaán (3) la boda y el tiempo de Dios (3) la revolución de Elías (3) limpieza del hígado (3) maltrato y abuso sexual infantil (3) mayas (3) misioneros (3) misión integral (3) modelo pastoral de iglesia (3) oración por Venezuela (3) perfil misionero (3) plan biblico vacacional (3) proyectos misioneros (3) puertas espirituales (3) sida y homosexualidad (3) significado de Adar (3) significado de Ayin-Guimel (3) vacaciones (3) verdadera prosperidad (3) 2013 (2) 9 de Av (2) 95 Tesis (2) Adicción sexual (2) Adán (2) Afán (2) Agua y Vino (2) Amistad (2) Aprendizaje (2) Astronomía (2) Beneficios de Omega 3 (2) Beneficios del Perdón (2) Biblia (2) Biblia y los colores (2) Biblia y los símbolos (2) Camino a la Paz (2) Colores (2) Comunión con Dios (2) Congreso de mujeres (2) Constelaciones (2) Cómo vencer a Mamón (2) Dependencia emocional (2) Desde la Eternidad (2) Diabete (2) Diabetes (2) Dieta y Omega 3 (2) Dirección de culto (2) Diseño de Dios (2) El poder de la sangre de Jesús (2) Epidemia (2) Estrellas (2) Eva (2) Evangelio de Jesucristo (2) Expiación (2) Felicidad (2) Frutas (2) Gran tribulación (2) Grecia y la Iglesia (2) Guerrero de alabanza (2) Hanukkah (2) Hanukkáh (2) Hermenéutica (2) Hogar (2) Hígado (2) Ideología de género (2) Iglesia primitiva (2) Interpretación bíblica (2) Intersexual (2) Justificación (2) La economía de los materiales (2) Las cinco leyes espirituales (2) Liderazgo de servicio (2) MISIÓN 2012 (2) Mamóm (2) Martin Lutero (2) Mayordomía financiera (2) Mazarot (2) Mazzaroth (2) Neftalí (2) Nuevo Orden Mundial (2) Omega 3 (2) Omega 6 (2) Orientación para diabéticos (2) Panes sin levadura (2) Pareja (2) Pascua 2012 (2) Paz (2) Paz de Dios (2) Principios de interpretación bíblica (2) Purim (2) Relación de parejas. temas de Matrimonio (2) Rosh Jódesh (2) Salid de Babilonia (2) Santidad (2) Segunda venida (2) Semana profética (2) Servicio (2) Sexualidad y Espiritualidad (2) Signifcado de Ayin-Zayin (2) Significado de Bet (2) Significado de Guimel (2) Significado de la Fiesta de los Panes sin levadura (2) Significado de los colores (2) Significado de los símbolos y tipos (2) Sukkot (2) Temor (2) Terapia de desintoxicación (2) Transexualidad (2) VHI/Sida (2) Vav (2) Venezuela (2) Vestidura espiritual (2) Vida espiritual (2) Virus (2) Virus de Zika (2) ZIKA (2) amor fraternal (2) amor verdadero (2) año 2016 (2) año 5572 (2) año 5573 (2) año de conexión (2) bienestar (2) business as mission (2) consejos para el matrimonio. (2) corre a la batalla (2) cuatro puertas de influencia (2) cuidemos la salud (2) cáncer de mama en Venezuela (2) disciplina (2) disciplina y amor (2) día global de oración (2) el evangelio de Juan (2) elección (2) estadísticas sobre los pastores (2) evangelismo comunitario y de salud (2) fidelidad (2) globalización y misiones (2) gloria de Dios (2) gran comisión (2) gran vigilia de oración (2) hábitos de salud (2) iglesia del futuro (2) iglesia perseguida (2) iglesia venezolana (2) iglesias que abusan (2) la Mente (2) la sangre de Jesús (2) la ventana 10/40 (2) negocios como misión (2) niños (2) perdónense unos a otros (2) persecución (2) plan biblico vacacional 2011 (2) plan vacacional (2) por qué los pastores dejan el ministerio (2) prevención (2) restauración (2) sangre sana (2) significado de Av (2) significado de Ayin-Dalet (2) significado de Zayin (2) temas de matrimonio (2) todos unidos por Venezuela (2) vigilias nacionales en Venezuela (2) 01 de Abib 5771 (1) 12 tribus (1) 19 de Abril 2011 (1) 4 (1) 5573 (1) 5778 (1) 6 (1) 70 semanas de Daniel (1) 8va gran vigilia de oración (1) ACV (1) AH1N1 (1) Abib 5772 (1) Adelgazar (1) Administración del tiempo (1) Adolescencia (1) Adolescencia en peligro (1) Adulterio (1) Adán y Eva (1) Alimentación (1) Amar a Dios (1) Amargura (1) Apoyo en Depresión (1) Ataque Cerebral (1) Ataque cerebro-vascular (1) Autoridad (1) Avívanos 2017 (1) Ayin-Chet (1) Ayin-Dalet (1) Ayin-Jet (1) Ayudar a Depresivo (1) Ayuno (1) Año sabático (1) Batidos adelgazantes (1) Beneficios de caminar (1) Beneficios de la Leche (1) Beneficios de la Moringa (1) Beneficios de la Soya (1) Beneficios de la granada (1) Beneficios de la manzana (1) Beneficios de la siesta (1) Beneficios de los huevos (1) Beneficios del Café (1) Beneficios del berro (1) Berro (1) Blog (1) Boda de Caná (1) Brócoli (1) Buena Administración (1) Bullinger (1) C.C. Hay paz con Dios (1) Café (1) Caminar (1) Cantares (1) Carácter de Dios (1) Cerdo (1) Cerebro (1) Claves para una vida Cristiana Victoriosa (1) Conducta positiva (1) Confía Más Preocúpate Menos (1) Cristiano y creación (1) Culpa (1) Curso básico de LSV (1) Dalet (1) Dan (1) Dando todo por la familia (1) Dedicación del Templo (1) Dengue (1) Depresión (1) Derrota de Satanás (1) Desayuno (1) Desintoxicación (1) Difteria (1) Dinero (1) Dios e Israel (1) Don de lenguas (1) Dudas (1) Efectos de consumo de Moringa (1) El Amor es el Cumplimiento de la Ley (1) El Cuerpo de Cristo (1) El poder del dinero (1) Elul (1) Endorfinas (1) Enojo (1) Escabiosis (1) Escuela bíblica. (1) Escuela para padres (1) Espada (1) Estación de poda (1) Estado depresivo (1) Europa y misiones (1) Examen de los pies (1) Fe. (1) Fiesta de Halloween (1) Fiesta de la Dedicación (1) Fiesta del Perdón 2011 (1) Fiestas paganas (1) Fin del mundo (1) Fornicación (1) Gripe (1) Guillain-Barré (1) H1N1 (1) Hag ha-Matzah (1) Halloween (1) Harvard (1) Hay paz con Dios (1) Hebreo (1) Hechos (1) Hey (1) Hijo pródigo (1) Hiperinflación (1) Hombre fuerte (1) Huevo (1) Huevos (1) ICAM (1) Ictus (1) Iglesia saludable (1) Importancia del Desayuno (1) Inmoralidad sexual (1) Inmunización (1) Ira (1) Isacar (1) Ison (1) Jerusalén (1) Jesús la Luz (1) Jesús la Luz del mundo (1) Jesús la Vid (1) Jesús y la mujer (1) Juan Calvino (1) Juan el bautista (1) Jubileo (1) Jóven y Ministerio (1) La Cruz (1) La Iglesia (1) La Pira (1) La Venezuela que todos queremos ver. (1) Lavamiento de los pies (1) Leche (1) Lengua de señas venezolana (1) Lenguaje espiritual (1) Lenguaje espiritual. Espíritu Santo (1) Lenguajes del amor (1) Lenguas (1) Lenguas espirituales (1) Libertad emocional (1) Libre albedrío (1) Libre de la culpa (1) Licuados adelgazantes (1) Limón (1) Manzana (1) Matzo (1) Mayordomía (1) Mes de Tamuz (1) Metabolismo (1) Microcefalia (1) Miedo (1) Ministerio de sordos (1) Misterio de Dios (1) Moringa (1) Mosquitos (1) Nostradamus 2012 (1) Noé (1) Nuestra Mayordomía (1) Número y el hebreo (1) Ofrenda de Abel (1) Ofrenda de Caín y Abel (1) Ojo (1) Omer (1) Optimismo (1) Pascua (1) Pascua 2011 (1) Pascua 2013 (1) Pascua 2014 (1) Pascua 2015 (1) Paul Washer (1) Pediluvio iónico (1) Pentecostés 2011 (1) Pentecostés 2016 (1) Pentecostés 2017 (1) Perfección (1) Persona Depresiva (1) Pie diabético (1) Pira (1) Pobreza (1) Pornografía (1) Postrer Adán (1) Prevención de Enfermedades (1) Prevención de Enfermedades. (1) Propiedades de la Moringa (1) Propósito en Dios (1) Provisión milagrosa. (1) Puertas de bendición (1) Relación con Dios (1) Relación entre hermanos (1) Rencor (1) Resentimiento (1) Restitución (1) Retorno (1) Rey David (1) Rick Ridings (1) Risas (1) Risoterapia (1) Riñones (1) Rolleston (1) Rosh Ha-shanah (1) Rubén (1) Sacerdocio (1) Sacerdocio de Melquisedec (1) Sangre (1) Sansón (1) Sarna (1) Sarna en humanos (1) Satanás (1) Sevat (1) Shavuot (1) Shevat (1) Shin (1) Shoemaker-Levy (1) Sida y Venezuela 2011 (1) Siesta (1) Significado de Ayin-Chet (1) Significado de Ayin-Zayin (1) Significado de Ayin.Vav (1) Significado de Chet (1) Significado de Hey (1) Significado de Shin (1) Significado de Tishri (1) Significado de la levadura (1) Significado del 25 (1) Significado del 50 (1) Significado del 6 (1) Significado del agua (1) Significado del cuatro (1) Sistema capitalista (1) Soja (1) Sordos (1) Soya (1) Síndrome de Guillain-Barré (1) Tabernáculos 2012 (1) Tamuz (1) Temas de salud. alerta (1) Teruah (1) Teshuvá (1) Tevet (1) Tiroide (1) Tishri (1) Tishá B'Av (1) Todo le pertenece a Dios (1) Todo le pertenece a Dios. (1) Trompetas 2012 (1) Trompetas 2013 (1) Trompetas 2014 (1) Tsade (1) Tsadik (1) Tétrada de lunas rojas (1) VISIÓN 2017 (1) VPH (1) VPH y cáncer (1) Venas y arterias (1) Vestíos del Señor Jesucristo II (1) Vida cristiana. Crecimiento de la Iglesia (1) Virus y Mosquito (1) Visión 2011 (1) Visión 2014 (1) Visión 2015 (1) Visión 2016 (1) XXIV aniversario (1) XXV Aniversario (1) XXVII (1) Zabulón (1) Zancudo (1) agua de avena (1) amor al prójimo. (1) aprendiendo a comer. (1) apóstoles (1) arterias enfermas (1) año de los árboles (1) ballena azul (1) beneficios de la cebada (1) beneficios de la uva (1) beneficios del higo (1) beneficios del limón (1) beneficios del olivo (1) beneficios del trigo (1) bienestar. (1) boda y tiempo de Dios (1) buen estado de animo (1) buscan maestros (1) calendario (1) calendario romano (1) camello (1) cantos (1) carne de cerdo (1) cebada (1) compromiso (1) conservación (1) cosecha (1) creador (1) culto unido (1) cáncer de próstata (1) dieta líquida (1) discpacidad auditiva (1) disposición (1) diversión (1) dátil (1) dátiles (1) día global de oración 2011 (1) ecología (1) ecs (1) educación teológica (1) el Olivo (1) el Rey esté en el campo (1) el cristiano y la homosexualidad (1) el desafío de los no alcanzados (1) el higo (1) enfermedad contagiosa (1) enseñanza (1) espíritu de pobreza (1) familia sana (1) fiesta del Purim (1) hermanos (1) historia de la iglesia (1) historias. (1) humildad (1) iglesias abusadoras (1) iglesias que crecen (1) influenza (1) iniciativa global 4714 (1) juego diabólico (1) juegos (1) la Biblia y el Matrimonio (1) la Biblia y la carne de cerdo (1) la Cuenta del Omer (1) la Granada (1) la avena (1) la poda de Dios (1) la poda divina (1) la puerta estrecha (1) la uva (1) la ventana 40/70 (1) lavarse los pies (1) lechina (1) lemas (1) limpieza de riñones (1) logro y fracaso (1) los niños en Latino-américa (1) los niños en el mundo (1) los no alcanzados (1) maestros (1) mal líder (1) matrimonio maravilloso (1) medio ambiente (1) mejor familia (1) mes de Av. (1) metas (1) ministerial (1) ministerio apostólico (1) ministerio infantil (1) misiones y lucha espiritual (1) métodos de poda (1) numerología bíblica (1) número 21 (1) número 6 (1) número 7 (1) número 8 (1) obediencia (1) orden de hermanos (1) orden en la familia (1) pacto de Lausana (1) padres (1) palabra proféticas (1) parque santos michelena (1) pastor (1) pastor y misiones (1) pastorado (1) pentecsotés (1) perejil (1) planes (1) poda y crecimiento (1) proyectos en españa (1) proyectos en india (1) proyectos en venezuela (1) próstata (1) puertas del enemigo (1) reconciliación (1) refuerzo positivo (1) retos de la globalización (1) siete frutos de Israel (1) significado de Dalet (1) significado de Elul (1) significado de Halloween (1) significado del 12 (1) significado del 13 (1) significado del 24 (1) significado del 3 (1) significado del 40 (1) significado del Día de creación (1) significado del vino (1) significados de Siván (1) suertes (1) sueños (1) temas bíblicos (1) terapia de Pediluvio (1) terapia redentora (1) terapia reparadora (1) tiempo de calidad (1) tribu de Dan (1) tribus de Israel (1) trigo (1) tóxinas (1) unión familiar (1) varicela (1) ventana 4/14 (1) verichip (1) vida en Cristo (1) vida exitosa (1) virus AH1N1 (1) árbol (1)